La Paz está en guerra

Un joven limpia las botas de un policía en el centro de La Paz, Bolivia.

El gobierno favorece a quienes mejor están y perjudica a quienes viven dificultades. La gente sale a protestar a la calle y el gobierno envía a las fuerzas de seguridad para neutralizar a los ciudadanos (reprimir, pacificar, acallar, bloquear, paralizar… ). En España, cada vez es más habitual ver esta secuencia que evoca a tiempos oscuros de un pasado no tan lejano. En tiempos de vacas flacas, crece el número de países que, con sus particularidades y diferencias, viven situaciones idénticas.

 En Bolivia está pasando algo diferente. La policía está protagonizando grandes manifestaciones contra el gobierno para reclamar un aumento de sueldo, mejoras en las jubilaciones y una Defensoría del Policía, peticiones parecidas a las del motín que realizaron los agentes en 2003. Los medios publican fotos escalofriantes (clic para ver un ejemplo) de los “agentes del orden” acompañados de familiares peleando cuerpo a cuerpo contra ciudadanos que apoyan al gobierno de Evo Morales. Cuando los cuerpos de seguridad se revelan en América Latina, rápidamente saltan las alarmas por la facilidad con que cuajan los golpes de Estado en esta región.

 A la prensa le encanta mostrar estas fotos acompañadas de un texto para “aliñar” el escándalo. El problema es que se utiliza el ojo europeo para medir el problema latino, algo tan confuso como medir distancias con un termómetro. “El gobierno les ha ofrecido hasta ahora una subida de unos 25 euros en sus nominas”, publica ABC. Esa suma irrisoria no es tan despreciable si consideramos que el salario mensual medio en Bolivia es de 207 según los amigos del FMI.

El diario El Mundo publica que “aunque las principales ciudades bolivianas se quedaron una semana sin vigilancia policial […] no hubo un incremento notorio de la criminalidad”. Esa noticia es tan bonita como inútil, ya que al no citar fuentes parece una invención del periodista más que un dato creible. La cadena británica BBC hace un análisis más riguroso, con fuentes contrastadas, y desmiente a El Mundo cuando afirma que “los policías en huelga quemaron documentos y computadores en la sede de inteligencia, tomaron edificios y lanzaron tiros al aire […] bancos y centros comerciales que no abrieron porque no podían garantizar la seguridad (…)”.

 El País, diario “progre” en España, dice que “La Plaza Murillo, donde están la Presidencia, el Parlamento y el Ministerio de Exteriores, quedó sin vigilancia”. El corresponsal de el diario más leído en España no se fijó en que el ejército había sido desplegado para proteger al gobierno. Sorprende leer en los diarios de Bolivia una de una noticia que no ha visto la prensa española: Cientos de ciudadanos han compartido tareas de seguridad con el ejército para proteger el palacio presidencial. No se si reír o llorar, pero desde luego esta información es importante para comprender el conflicto y la división social.

Tengo la sensación de que la prensa española apoya a los policías a pesar de la violencia que muestran en sus manifestaciones. En España también ha habido protestas en los cuerpos de seguridad, sobre todo de la Guardia Civil. Ellos no emplearon la violencia pero sí recibieron una lluvia de críticas por parte de los medios.

 Evo Morales habla de conspiraciones de la embajada de Estados Unidos para desestabilizar el país y colocar a un gobierno favorable a Washington. No ha presentado pruebas y no es la primera vez que hace este tipo de acusaciones, así que nadie ha creido sus palabras. No afirmo ni desmiento esta información pero me permito dudar con comodidad al recordar que sucedió lo mismo en Chile (1973), Argentina (1976), El Salvador (1980), Nicaragua (1981), isla de Granada (1983), Panamá (1989), otra vez Nicaragua (1990), Ecuador (2000), Venezuela (2002), Honduras (2009), de nuevo Ecuador (2010), por citar algunos ejemplos.

 Hace una semana que Lugo, presidente de Paraguay, fue juzgado por otros políticos (no por jueces) y expulsado del poder. También acusó a Estados Unidos de estar relacionado con la trama, pero nadie le hizo caso. Tendrán que transcurrir varias décadas para que podamos conocer la verdad sobre la actualidad que aquí se comenta.

Indignado: tu mejor argumento es tu peor enemigo

“Si utilizas al enemigo para derrotar al enemigo,

serás poderoso donde vayas”

Sun Tzu, El arte de la guerra.

“No enciendas tanto la hoguera

que alcance a quemarte”

Shakespeare.

Este sistema falla. Cada vez menos personas creen en el cuento de “trabaja duro y llegarás lejos” y a la igualdad de oportunidades le crece la nariz, como a Pinocho. De Chile a Noruega, cada vez más personas sienten miedo cuando miran hacia el futuro y rabia cuando leen, ven o escuchan que la clase política y los banqueros se están enrriqueciendo más que nunca. El Estado del bienestar va desapareciendo del mapa europeo. Millones de ciudadanos de países que aspiraban a conseguirlo tienen que escuchar a cada rato la falacia de que “ese sistema era insostenible, por eso Europa está en crisis”.

 Primavera árabe, secretos de Estado vergonzosos filtrados por Wikileaks, países del sur alineados (BRICS), movimiento de los indignados en diferentes países, … Nadie niega que durante los últimos años ha habido cambios profundos a nivel mundial y que internet ha sido el protagonista en la mayoría de ellos. Sin embargo, sí existen discrepancias acerca del éxito de estas “revoluciones”. Todos estos episodios han tenido repercusión en la forma de pensar de los ciudadanos pero no todos han supuesto cambios reales en sus vidas. La diferencia reside en que algunos “movimientos” supieron adentrarse en el sistema político para modificarlo desde dentro y otros exhalan sus últimos suspiros por el carácter apolítico que los definía. Algunas lecciones basadas en sucesos recientes:

Primavera árabe. Los acontecimientos que propiciaron las revueltas árabes tenían un fuerte carácter social pero sus reivindicaciones eran políticas. En octubre de 2010, 20.000 saharauis montaron el Campamento Gdeim Izik para denunciar el maltrado de la dictadura marroquí que ocupa su territorio y pedir la independencia. Fueron pisoteados pero despertaron la rabia de muchos a través internet y la prensa, desde Madrid hasta El Cairo. Dos meses después Mohamed Bouazizi, joven tunecino licenciado universitario que vendía fruta en la calle, se inmoló ante el ayuntamiento de su ciudad y su historia prendió las redes sociales. Denunciaba la humillación a que era sometido sistemáticamente por las autoridades del dictador Ben Ali. Comenzaron las revueltas y, tras una dura represión autoritaria, varios países se liberaron de su dictador con éxito, como Túnez y Egipto. La clave del éxito no estuvo solo en la perseverancia de los ciudadanos sino en la existencia de partidos políticos que operaron desde dentro. De hecho, en Egipto ha ganado el partido más organizado y burocrático de todos: los Hermanos Musulmanes.

Wikileaks. Los documentos secretos filtrados por esta organización han motivado numerosos cambios, algunos visibles y otros no. Aquellos países donde las filtraciones obtuvieron apoyo político sí han vivido cambios, como sucedió con el cambio de gobierno en Islandia o, de forma negativa, con los juicios militares en Estados Unidos (continúan las torturas contra el soldado Manning). Aquellos países donde estos documentos no calaron en el sistema político, los cambios se han limitado al mundo de las ideas y la desconfianza de muchos hacia sus gobernantes y los medios de comunicación. En el caso de Anonymous, sus acciones han tenido una efectividad admirable pero limitada. Pusieron en jaque a muchas instituciones y gobiernos, como el de Túnez y Egipto, pero no consiguieron ganar todas las partidas (ley SOPA, Sinde, Megaupload…).

BRICS. Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Potencias emergentes y emergidas alineadas en lo político y lo económico para, entre otras cosas, contener el poder de los países occidentales sobre el mundo. Se centran en sus intereses comunes y desechan los particulares (Brasil no pregunta a China o Rusia sobre democracia o Derechos Humanos, Rusia no acusa a India por su alianza con Estados Unidos…). Esta alianza se dirige desde el ámbito político y ya recoge frutos en las cumbres del G-20 y el Consejo de Seguridad. Su gran defecto: son idénticos a sus “enemigos” y usan las mismas reglas de juego y armas.

Indignados del 15M. Este es el mejor ejemplo para aclarar lo que defiendo. En el contexto de desconfianza general hacia los políticos, este movimiento contó y cuenta con mucho apoyo popular ya que no está monopolizado por ningún partido y permite la participación directa de todos los ciudadanos. Pero… su mayor virtud es al mismo tiempo su mayor obstáculo. El movimiento está ahora en segundo plano y no hay una agenda de reformas detalladas sobre la mesa. Las asambleas y la participación ilimitada hacen que la organización quede al servicio de quienes pueden asistir a todas las reuniones, es decir, los más pacientes, los más comprometidos, los más aburridos y los más extremistas. Se trata de democracia directa pero no de democracia representativa. El modus operandi de las asambleas es ejemplar para problemas en el ámbito local pero no sirve para ejecutar propuestas al ámbito nacional o internacional. Además, muchas veces se dedica más tiempo a discutir el procedimiento que a diseñar soluciones.

Estamos en el año 2012 y disponemos de herramientas para institucionalizar este tipo de movimientos sin caer en la política “convencional”, donde la cagada de un líder puede suponer la derrota de un ideario justo, legítimo y legitimado. Es necesario conocer el sistema para cambiarlo y gracias a internet podemos aprender, discutir, apoyar y contrastar la información que llega desde grandes multinacionales de la comunicación. Incluso hay países, organizaciones sociales y partidos recién nacidos que utilizan internet para aprobar sus propuestas.

La cuenta atrás de la libertad en internet ya ha empezado. Ojalá no sea demasiado tarde cuando la sociedad se arme con el conocimiento que internet le brinda.

 

 “Hay que reconstruir esta casa pero primero es necesario conocer sus pilares, entenderlos y definir dónde hay que recolocarlos. Derrumbarla de un golpe no sirve, admitámoslo: todos estamos dentro”.

China y América Latina: no importa lo que dicen, sino lo que omiten

Contexto:

China: dictadura comunista con políticas cada vez más capitalistas, segunda potencia económica, 1200 millones de habitantes. Se estima que relevará a Estados Unidos del primer puesto en 2016. Mientras Europa está en crisis y camina el abismo de la recesión, el gigante asiático crece al 10%. Su lado oriental se parece al futuro (Shangai, Hong Kong, Beijing) pero su lado occidental parece el medievo (Tíbet, Xinjang,…). China es el país que más cobre, hierro, cinc y acero consume, por citar solo algunos materiales.

 América Latina: más de 41 países de diversos tamaños, la mayoría democracias relativamente jóvenes, generalmente inestables (Paraguay cayó esta semana, hace dos años le tocó a Honduras y el año pasado Ecuador y Bolivia estuvieron a punto). La habitan unos 500 millones de personas. Desde el año 2000 se registran descensos en la proporción de pobres pero la región sigue siendo la más desigual. Sus países viven principalmente de los recursos naturales (cobre, gas, petróleo, hierro, cinc, …) y los monocultivos (soja, cacao, banana, …), aunque también explotan la mano de obra barata (industria mexicana, brasileña, …). A pesar de la crisis, sus países mantienen el crecimiento económico pero siguen siendo muy dependientes de sus clientes(el primero es Estados Unidos, el segundo es China).

 Wen Jiabao, primer ministro de China, ha estado de gira por América Latina. He tenido la oportunidad de asistir al discurso que ha pronunciado en la CEPAL (Comisión Económica para América Latina de las Naciones Unidas). Ya que él y sus pares de la alta política acostumbran a hacer uso del arte de la diplomacia (hablar sin decir nada), me voy a permitir hacer una interpretación de lo que han dicho y de lo más importante: lo que no han dicho.

 Sucedió que Alicia Bárcena, máxima autoridad de la CEPAL, dio la bienvenida a Wen Jiabao y aprovechó para decirle algo que puede resumirse así:

 “Estimado Wen Jiabao, gracias por venir. Hace poco que China desplazó a la Unión Europea y se convirtió en el segundo mayor inversor en América Latina. Se que viene aquí a por nuestros recursos naturales y los monocultivos baratos, pero sepa que los países de la región queremos desarrollar nuestra propia industria manufacturera para dejar de depender del sector primario. También queremos que nuestros empresarios puedan hacer negocio entre los más de 1200 millones de habitantes de su lejano país. Sería genial intercambiar experiencias para aprender mutuamente y poder combatir la pobreza, sin importar que ustedes sean una dictadura represiva y nosotros la región más desigual del planeta. Nos vimos hace poco en la cumbre de Río+20 y, sinceramente, el respeto por el medioambiente es importante pero no una prioridad en nuestras agendas porque antes tenemos que llegar al “desarrollo”. Deberíamos crear una agenda común, ustedes pronto serán la primera potencia mundial y nosotros somos la despensa del mundo. Gracias, le doy la palabra”.

 Wen Jiabao toma la palabra:

 “Hola. Gracias por el libro que me han regalado, si me lo hubieran dado antes habría enrriquecido mi discurso. América Latina es un lugar muy bonito y tiene un futuro brillante. Esta es la tercera vez que vengo por aquí. La selva es majestuosa, el Caribe es exótico, flores, arco iris, ríos, animalitos salvajes. Su historia demuestra que han sabido “ajustar” sus políticas internas cuando las circustancias lo han exigido. Hasta 2011 nuestros intercambios comerciales ascendieron a 241.500 millones de dólares y me gustaría que la cifra llegase a 400.000 millones antes de 2015. Cada vez gastamos más en armamento, pero ustedes y nosotros somos promotores activos de la paz mundial y afrontamos las mismas tareas para alcanzar el desarrollo. Tengo cuatro propuestas:

1.- Profundizar la cooperación estratégica. Deberíamos crear un foro anual para intercambiar experiencias y sintonizar políticas. Somos el segundo mayor cliente de América Latina, estaría bien que nos echaran una mano en política exterior y otros foros internacionales.

 2.- Ensanchar intereses comunes, principalmente en lo económico. En casa somos comunistas pero fuera somos muy capitalistas y por eso queremos combatir el proteccionismo económico. Hay que mejorar los controles de calidad [no especificó si se refería a los productos chinos]. Tomamos la iniciativa y anuncio que China invertirá 5000 millones de dólares para el fondo de cooperación con América Latina, para que mejoren su industria manufacturera y medioambiente. El Banco de Desarrollo de China destinará 10.000 millones para infraestructura en la región, hay que mejorar sus carreteras y puertos para que podamos extraer sus recursos más rápido. Todo esto mejorará la vida del pueblo.

 3.- Me interesa la seguridad alimentaria. América Latina está bendecida con suelos fértiles y extensos y mi país le abre el mercado a los alimentos latinos. Propongo crear un foro de ministros de agricultura chinos y latinoamericanos para 2013. También propongo crear una reserva de alimentos de emergencia para China y América Latina, por si en algún momento sus clases dirigentes o las de China se ven en apuros y necesitan comida. Invertimos 50 millones de dólares en cooperación agrícola, algo así como el valor de mi casa. También les enviaremos 500 expertos chinos para asesoramiento.

 4.- Sería bueno incrementar la amistad entre nuestros pueblos mediante más intercambios culturales y humanos, especialmente en los ámbitos de la prensa, el deporte, las etnias y los credos religiosos. Queremos crear centros para promover la cultura china en la región. En los próximos 5 años daremos 500 becas de intercambio para estudiantes latinos. Propongo crear otro foro más, pero este para investigación aeronáutica, nuevas energías, medioambiente y mar. Nos interesa mucho incrementar el turismo y queremos que las compañías aéreas chinas establezcan vuelos directos con las ciudades de América Latina y el Caribe.

 Antes de despedirme, quiero decirles que China se queda en el camino del desarrollo pacífico. Nuestro desarrollo es una oportunidad, no un desafío y mucho menos una amenaza. Gracias”.

 Aplausos, café y jugo de naranja gratis acompañado de bocaditos varios, alfombra roja, coche oficial y vuelta al hotel. Expresiones y términos que destacaron por su ausencia: igualdad, desigualdad, Derechos Humanos, democracia, seguridad, sostenibilidad, cambio climático.

Termino con una frase de un libro que he terminado hoy:

El subdesarrollo no es una etapa del desarrollo. Es su consecuencia”- Eduardo Galeano.

Potencia sin control no sirve de nada

Ya sabes que China es el país más poblado del planeta (más de 1200 millones de habitantes en un planeta con 7000 millones, es decir, más de un séptimo de la población total). Es posible que también sepas que Estados Unidos es la economía más grande del planeta y sus ciudadanos son los que más contaminan. Otro dato sorprendente aunque menos conocido es que España es uno de los países con mayor esperanza de vida del mundo.

Todo eso que ya sabes lo puedes ver en estos gráficos (cortesía del Banco Mundial, esa información es lo único útil que presentan a la sociedad). A veces las cifras de muchos ceros no nos dejan ver la magnitud de lo que ya conocemos y percibimos algunas noticias con más preocupación o escepticismo del que merecen. A continuación te presento unos gráficos que pueden venirle bien a tu visión general del mundo. El pequeño popurrí de países incluye ricos, pobres, emergentes, desarrollados, poblados y superpoblados (puedes personalizar tu búsqueda con Google Public Data)

Población mundial. Entre China e India suman casi la mitad de la población total del planeta y van en aumento. Creemos que todos los países emergentes están aumentando su población de forma frenética, pero no es así (fíjate en Brasil). Sí es cierto que los países ricos cada vez tienen más ancianos y menos bebés en sus sociedades.

 

Crecimiento económico. El siguiente gráfico muestra la producción mundial (azul) y qué aporte realiza cada país. Da susto ver cómo ha aumentado la capacidad productiva de este planeta de recursos limitados. La proporción de pobres en el mundo va en aumento, a pesar de que ahora se producen más de todo (comida, medicinas, libros, cemento, …). Estados Unidos no tiene ni la mitad de la población de China pero su producción es casi del triple, lo que disipa bastantes dudas acerca del “auge chino” en la economía mundial. ¿Cómo es posible que Alemania, con 70 y tantos millones de habitantes, produzca el doble que India, con más de 1000 millones? Respuesta: la tecnología, que permite a un agricultor alemán cosechar en dos horas más cereales que 10 indios en dos días. Ese es un buen argumento para rebatir a quienes defienden los recortes en investigación e innovación.

 

Esperanza de vida. Por algún lado nos tenía que beneficiar el sol, la dieta mediterránea, la sanidad pública y la facilidad para entablar conversación y sentirnos integrados en la sociedad. Los y las españolas viven más años que los alemanes y los estadounidenses. Cada vez hay más adeptos a la idea de desvincular el crecimiento económico con la felicidad y el bienestar de las personas. También cabe preguntarse, ¿es mejor vivir más o vivir menos pero mejor? En Estados Unidos, el país más rico del mundo, la esperanza de vida va ligada a la calidad del seguro médico que puedes pagar en función de tus ingresos. Tristemente, nuestro mayor tesoro se está hundiendo en la marea de recortes sociales.

 

Emisiones de CO2 por habitante (datos de Alemania tras la reunificación postsoviética). Es lógico que el país que más produce sea el que más contamina, pero este no es el caso porque se trata de estimaciones per cápita. Dicho de otra forma: un estadounidense emite más dióxido de carbono que ocho brasileños, un alemán contamina como dos chinos y un español contamina como tres indios. El país que más contamina sigue sin ratificar los protocolos para reducir las emisiones de gases invernadero (CO2 y otros) mientras que los emergentes se muestran cada vez más reticentes para no “perjudicar” su crecimiento económico. Ningún país del planeta es totalmente consciente de que si destrozamos el mundo no podremos seguir habitándolo. El desarrollo económico y la sostenibilidad medioambiental no van de la mano. Por el contrario, cuanto más desarrollo disfruta un país, más consumen sus ciudadanos y más contaminan.

 

Y tú, ¿qué conclusiones sacas a partir de estos gráficos?

El dilema del prisionero

Hay un experimento que se utiliza en clases de economía, ciencias políticas y otras disciplinas para explicar el comportamiento de los seres humanos:
Éranse dos prisioneros aislados cada uno en una celda. Un día el inspector de policía los visitó por separado y les ofreció el mismo trato:
-Si confiesas el crimen y el otro preso no confiesa, tú serás puesto en libertad y el otro será castigado con diez años de cárcel; si no confiesas y el otro preso confiesa, tú te quedarás diez años y el otro saldrá libre. Si ambos confesáis, ambos seréis castigados con seis años de cárcel. Si los dos os negáis a confesar, estaréis aquí seis meses- dijo el inspector.

La propuesta del inspector puede resumirse así:

Tú confiesas

Tú lo niegas

Él confiesa

Ambos son condenados a 6 años. Él sale libre y tú eres condenado a 10 años.

Él lo niega

Él es condenado a 10 años y tú sales libre. Ambos son condenados a 6 meses.

Los presos se encuentran aislados y no saben cómo actuará el otro. Ambos tienen las mismas opciones: cooperar o permanecer callados. Lo mejor desde el punto de vista común, no individual, sería guardar silencio y ambos quedarían libres seis meses más tarde. Sin embargo, confesar es la estrategia dominante para ambos, a pesar de que si ambos confiesan tendrán que permanecer seis años entre rejas. Este experimento demuestra que:

1.- las interacciones individuales producen un resultado que no es el mejor y

2.- si usáramos el bien común como criterio racional y cooperásemos, obtendríamos mejores resultados

Ten presente el dilema del prisionero la próxima vez que leas prensa. Los países demuestran un comportamiento similar al de estos presos cuando, por ejemplo, inician una carrera armamentística (equivalente a la “confesión” de los presos, donde se obtiene una condena de seis años en vez de seis meses). Vivimos en el siglo XXI a la sombra de una revolución que podría dejar obsoleta este ejercicio: la información ha cambiado. Gracias a internet, la información se está “democratizando”, los kilómetros y el idioma ya no son grandes barreras para saber qué sucede en el lado opuesto del planeta. La información se vuelve horizontal y cualquier persona que tenga un celular o acceso a internet puede narrar el presente, labor que antes monopolizaban dos o tres medios de comunicación en todo el país.

Vamos despacio porque vamos lejos”. Los grandes cambios no aparecen en 24 horas sino que tardan años, incluso generaciones. Piénsalo: hace diez años nadie pensaba que sería posible realizar videoconferencias con un teléfono de 50 gramos, o que una organización clandestina como Wikileaks podría filtrar millones de documentos secretos sobre los trapos sucios de la mayor potencia mundial, o que cualquiera podría crear un blog y recibir miles de visitas de todo el mundo.

 Cambiando de tema: me sorprenden las palabras del presidente de Uruguay, José Mujica, durante su intervención en la cumbre de Río+20. Se trata de uno de los presidentes que menos cobran de todo el mundo (9.700 euros al año) y lo considero un buen ejemplo latinoamericano para los etnocentristas políticos europeos. Me sorprenden sus palabras porque ya las había escuchado en boca de mi madre y otras personas. Les dejo el enlace, no tiene desperdicio: http://www.youtube.com/watch?v=3cQgONgTupo

El factor moral en economía

I

No es trivial el hecho de que la ciencia económica se base en suposiciones consideradas poco realistas por la mayoría de las personas y sea este hecho el que de origen a un número no menor de críticas desde nuestras disciplinas hermanas. El supuesto de racionalidad, que trata de explicar el proceso de la toma de decisiones de los individuos, es uno de los más controversiales, ya que la mente humana funciona muchas veces desde consideraciones subjetivas y no siempre es trivial tratar de predecir los comportamientos en sociedad.

La razón es lo que nos diferencia de los animales, “la finalidad de la razón es hacer de la voluntad (preferencias) algo moralmente bueno en sí mismo” (Kant, 1785).

¿Hasta qué punto nos son de utilidad las conclusiones que ostentan como punto de partida supuestos cuestionables? ¿Es realmente posible modelar matemáticamente el proceso de toma de decisiones de los individuos? ¿Cómo se relaciona la moralidad con las preferencias y, últimamente, con la racionalidad? La pretensión de este ensayo no es dar respuestas si no que ojalá levantar aún más interrogantes.

II

Friedman (1953) sostiene que los supuestos se seleccionan por su sencillez para describir el modelo y su plausibilidad intuitiva y se defienden por su contínuo uso y por la falta de hipótesis alternativas que no sean contradichas. Existen fuertes críticas a la teoría ortodoxa que dicen que sus supuestos básicos son irreales; Thorstein Veblen se refiere a esto: “(la economía) es una ciencia lúgubre porque considera al hombre egoísta, un brillante calculador de los placeres y las penas”, a lo cual Friedman responde que una teoría no puede desacreditarse por el realismo de sus supuestos si no por cuán bien explica los fenómenos considerados y cuán predictivas son las hipótesis alternativas. En este caso, el supuesto de racionalidad de los individuos sería lo “suficientemente real” para explicar las decisiones tomadas por las personas, y la falta de otras hipótesis que hagan un mejor trabajo nos hacen aceptar el supuesto, independiente de si este posee completo realismo o no.

Sosteniendo básicamente la misma premisa anterior, Alchian (1950) profundiza sobre el supuesto de racionalidad en la maximización de beneficios y llega a la conclusión de que en presencia de incertidumbre no existe tal cosa como maximizar sino que sólo se puede llegar a una aproximación: beneficios positivos. Las decisiones no se toman necesariamente mediante un proceso racional, pero la variedad de acciones resultantes es tan grande que el desempeño colectivo es bastante similar al de la maximización, por lo que no importaría la veracidad del supuesto de racionalidad ya que sirve para explicar comportamientos que se comprueban empíricamente.

También existen aquellos que dudan del pleno alcance que los modelos matemáticos pueden llegar a tener. Shiller (2003) relata el momento en que el mundo académico deja de creer en la hipótesis de mercados eficientes debido a que la volatilidad de los activos era mayor de lo que el modelo predecía. ¿Existen más factores, además de la perfecta racionalidad, que influyen en la toma de decisiones? La psicología y la antropología pueden tener mucho que aportarnos.

Para analizar esta mirada alternativa nos remitiremos a Davis (1996). Él expone en su trabajo que no todas las formas de intercambio son motivadas por beneficios económicos y su argumento fundamental es que en los países no pertenecientes a la OCDE, donde los intercambios no motivados por las ganancias integran una parte mucho más grande de la economía, el modelo de racionalidad de mercado tiene poco poder explicativo. Desde mi punto de vista el comportamiento de los individuos siempre puede ser interpretado como sujeto a una maximización de utilidad racional, maximización que puede incluir tanto dinero como la aceptación social, la autoestima, la felicidad y el cariño entregado recíprocamente por otros. El problema de esto es que medir y modelar estas variables psicológicas subjetivas representa un desafío demasiado grande para las herramientas económicas actuales.

En directa relación con lo dicho anteriormente, Haussman (1996) incluye el concepto de moralidad en la conducta efectiva de los individuos y sostiene que las personas consideran como racional tanto el interés propio cómo el sacrificio moral propio (ejemplo: el sacrificio voluntario que un padre realiza por su hijo). La teoría de la racionalidad exige que las preferencias sean completas y transitivas pero no limita el qué es lo que la persona prefiere, lo cual deja espacio para elecciones morales. Una persona puede preferir la aceptación social al dinero, y puede preferir gastar sus recursos en regalos en vez de invertirlos en los mercados de capitales. Creo que precisamente son las preferencias morales las que explicarían lo “inexplicable” de los sucesos económicos.

Hausman hace hincapié en que el considerar egoístas a los individuos por tomar decisiones basadas en su maximización de utilidad es una concepción errónea. Para él, el ser egoísta es tener preferencias hacia el bienestar personal, no simplemente actuar bajo las propias preferencias.

Bajo mi punto de vista, la maximización de la utilidad es intrínsecamente un acto individualista sin importar si este depende o no del bienestar del otro. Un hombre que dona su almuerzo a un niño pobre lo hace porque en el fondo le reporta más felicidad que el niño necesitado coma en vez de él. El hombre queda mejor después de la donación y el efecto positivo de que el niño tenga comida en su estómago no quita que sea resultado de la optimización del bienestar del donante.

Al argumento de que este análisis puede ser cierto para los individuos pero no para las firmas, además de responder que las empresas son compuestas y dirigidas por individuos, también me referiré al dilema del prisionero (si no lo conoces, lo puedes leer pinchando aquí). Este excepcional ejemplo fue dado por el economista canadiense Albert William Tucker en 1950 para una audiencia de psicólogos, en donde el único equilibrio sostenible es la no cooperación. A pesar de que la cooperación es un equilibrio más favorable para ambos individuos o firmas, este escenario no es sostenible dado la naturaleza de los incentivos.

Si existiese la consideración moral de cooperar para ambos jugadores, la situación resultante los dejaría mejor pero, ¿es esto irracional? Sí se sospecha que alguno podría romper esta ética implícita, automáticamente se alcanza un equilibro peor. ¿No sería racional entonces que los individuos se rigiesen por preceptos morales si se sabe de antemano que en un mundo no cooperativo el resultado es peor?

III

Un gran problema de la economía es que generalmente se trata el supuesto de racionalidad como una mera racionalidad financiera en donde se contraponen costos y beneficios monetarios, la verdad es que las personas de carne y hueso son más que simples agentes económicos que perciben su utilidad del consumo de bienes y esto nunca debería ser dejado de lado.

Los individuos maximizan su utilidad, pero sujetos a muchas más consideraciones de las que la ciencia económica es capaz de modelar. Mientras tanto, en mi parecer, para poder hacer un análisis integral de los sucesos sociales es necesario recurrir a los aportes de la psicología y otras ciencias sociales.

Concuerdo con lo enunciado por Friedman en cuanto los supuestos económicos con los que contamos en la actualidad son lo “suficientemente reales” y se ajustan lo “suficientemente bien” a la realidad, pero nunca hay que olvidar las limitaciones de nuestra profesión y el largo camino que nos queda por recorrer en el cabal entendimiento del ser humano.

Magdalena Cardemil Winkler
Santiago (Chile)

Fondo Monetario Internacional: quien juega con fuego…


El Fondo Monetario Internacional (FMI) es una paradoja en sí mismo: gran conocido desconocido en el seno de las Naciones Unidas, predica bondades que doblegan a los países y emite “consejos” de obligado cumplimiento. Los españoles de a pie teníamos poca constancia del FMI hasta que empezó la crisis y los periódicos empezaron a publicar sus consejos. Muchos países europeos están comenzando su baile con esta macroinstitución. Otros países, como Argentina, Venezuela o Albania, ya han aprendido que quien baila con el diablo sale quemado.

¿Cómo se autodefine el FMI?

Es un organismo creado para facilitar la estabilidad económica mundial y reducir la pobreza. Otorga créditos a los países con problemas en su balanza de pagos. Nació en 1945 de la Conferencia de Breton Woods, la misma que estableció la arquitectura económica del capitalismo. Tiene sede en Washington y lo preside la francesa Christine Lagarde. Lo integran 187 países y en sus 67 años de historia ha estado presidido siempre por un ciudadano de Europa o Estados Unidos.

¿Qué es realmente el FMI?

Es la institución encargada de ejecutar los grandes robos dirigidos por señores de cuello blanco y corbata. Perpetúar la división mundial entre desarrollados1 y subdesarrollados. Históricamente se ha cebado con los países en vías de desarrollo, fuente original de los recursos naturales que proveen la abundancia a los países industriales. Dirigido por Estados Unidos (único país con derecho a veto sobre cualquier decisión), a la hora de “cobrar deuda” apunta en primer lugar a todo lo que lleve la etiqueta de “público” o “social”. El FMI es adicto a los impuestos regresivos (esos que desangran al pobre en mayor medida que al rico, como el IVA). Es mejor definir sobre los hechos que sobre la teoría…

Algunas cagadas recientes y otros momentos “de oro” del FMI

-Década de los 70 y los 80. A principios de los 70, el petróleo cuadruplicó su precio. Los bancos más poderosos del mundo, todos de EEUU y Reino Unido, empezaron a dar préstamos a los países subdesarrollados con el aval del Estado que recibía el dinero (símil a lo sucedido en el “rescate” a los bancos españoles). A finales de los 70 la crisis económica se generalizó y el precio de las materias primas, producidas en los países pobres, cayó en picado. En agosto de 1982 estalla la crisis de la deuda en México, Brasil, Perú al tiempo que Argentina se tambalea. El FMI hizo de policía recaudador: obligó a 15 países endeudados a abandonar sus planes de desarrollo y a privatizar el espectro público a cambio de facilidades para devolver la deuda. Los libros de historia de América Latina definen esa épota como “la década perdida”. En otros países, como Tanzania, el FMI obligó a que los hospitales cobraran las consultas y los colegios. La asistencia médica cayó un 53% y hoy día el analfabetismo de ese país ronda el 69,4% (CIA World Factbook 2008).

 

-Año 1986. Filipinas produce todos los alimentos que consume. En los años venideros, el FMI impuso un plan de ajuste que obligó a destinar el 10% del PIB a pagar la deuda externa y un 30% a pagar los intereses de esos préstamos. Más tarde el país entró en la Organización Mundial del Comercio y abrió sus puertas al arroz vietnamita y tailandés, mucho más barato. Ahora Filipinas importa los alimentos y exporta flores y espárragos al mercado internacional. Según la FAO, el 40% de los filipinos vive bajo el umbral de la pobreza.

-Fines de la década de los 80. 1989, cae el muro de Berlín y la URSS comienza a desintegrarse. El FMI asesta la patada que pone fin a la caída del gigante soviético: ordena liberar los precios, eliminar subsidios, aumentar la deuda externa con el aval del petróleo, gas y otros recursos y privatizar las empresas y servicios públicos. Seis años después, el número de pobres en la recién nacida Rusia pasaba de 17 millones a 170 millones de personas. En 1998 llega el la crisis conocida como “crack ruso”. Aún se desconoce el paradero de los 22.600 millones de dólares que en ese momento el FMI prestó al gobierno ruso de Boris Yeltsin.

-Principios de los 90. El FMI alaga la valentía del presidente argentino Menem, presidnete de la república desde 1989 hasta 1999. Su legado: privatizaciones históricas, creció la desigualdad, aumentó la pobreza, las pensiones disminuyeron un 13%, cayó el empleo y la producción industrial, se produjo el famoso “corralito” y la deuda pública se multiplicó por 11.

-Año 1994. México, moribundo desde la crisis de 1985 tras consumir los remedios del FMI, acepta el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. Desde entonces los mexicanos importan desde su vecino del norte todo tipo de alimentos y sirven de mano de obra barata. México es hoy día un estado fallido en manos de políticos corruptos y mafias de la droga que se consume en EEUU.

-Año 1993. Los “tigres” del sudeste asiático llevaban una década creciendo al 8% anual. Llegó el FMI y les pidió que eliminaran los controles sobre los movimientos internacionales de dinero. Los especuladores crearon una burbuja inmobiliaria que reventó en 1997. Primero cayó Tailandia, después Indonesia y más tarde Corea del Sur. En el año 2000, el entonces director general del FMI, el francés Michel Camdessus, dimite de su puesto a raíz de la crisis del sudeste asiático. Es importante recordar que el FMI había acudido a ayudar a los acreedores que habían invertido en fondos especulativos y “poco serios”, lo que derivó en una crisis que destruyó más de 20 millones de empleos.

-Año 2001. Desde los 90, el FMI cita a Irlanda como el mejor ejemplo económico de Europa. El pequeño país crece al 9% anual gracias a sus bajos impuestos en Europa. En el año 2001 explota la “burbuja de los punto.com” y cientos de empresas huyen rumbo a los recién incorporados países del este. Irlanda escapó de ese callejón engendrando otra burbuja, esta de carácter inmobiliario. Año 2008: quiebra la burbuja inmobiliaria. Año 2010: el FMI y la Unión Europea conceden un crédito a Irlanda con un interés del 5,8%. Irlanda se independizó de Inglaterra en los 80 para ceder su soberanía al FMI.

-Junio de 2004. El Partido Popular de J.M. Aznar (conservador) pierde las elecciones en España y días después, el que había sido ministro de economía, Rodrigo Rato, es nombrado director general del FMI. Basta decir que Rato ideó la famosa “ley de suelos” que dio lugar a la burbuja inmobiliaria que ahora tanto se comenta en España. Quienes leen la prensa están al día de la excelente gestión de Bankia, entidad dirigida por Rato después de su paso por el FMI que fue intervenida por el gobierno hace apenas un mes.

-Año 2005. Tras varias décadas bajo el yugo dictatorial dirigido desde Washington, el 80% de los préstamos concedidos por el FMI se concentra en América Latina. Año 2012: esa proporción es del 1%.

Viñeta de El Roto

-Año 2007. Varios movimientos altermundistas se unen para pedir al FMI que vincules sus objetivos a los Derechos Humanos. No hubo respuesta. En abril de ese año, Venezuela anuncia que se retira del FMI. Meses después Argentina, Brasil, Uruguay, Indonesia y Filipinas, entre otros, pagan de un golpe toda la deuda que tenían con la entidad y se desatan de la piedra que les impedía crecer. Poco después la sociedad Merril Lynch y Cap Gemini publican un dato escalofriante: hay 9,5 millones de millonarios más en el mundo (tanto cuesta leerlo como creerlo). Estas personas acumulan el equivalente a 12 veces la deuda externa de todos los países en desarrollo.

-Marzo de 2007. Un año antes del comienzo de la crisis, Rodrigo Rato, presi del FMI, declara: “Los hedge funds (fondos especulativos de alto riesgo) aportan beneficios obvios: han añadido liquidez al mercado y han ayudado a transferir el riesgo a una variedad mucho mayor de inversores dispuestos a asumirlo. En ese sentido han contribuido a la estabilidad y también han ayudado a reducir la ineficiencia de los mercados”.

-Año 2009. Wikileaks publica un cable secreto de la agencia de inteligencia Stratfor. En él se revela que el FMI había impuesto en 1996 varias medidas de austeridad en los países de los balcanes para acelerar el inicio de la guerra. Ese conflicto se cobró más de 14.000 vidas en total.

-Enero de 2010. Strauss-Kahn sale a “ayudar” a Haití después del terremoto con un préstamo de 100 millones de euros. Año 2012: Haití, el país más pobre de América Latina, sigue bajo los escombros pero su deuda es de 1.885 millones de dólares, de los cuales 430 millones son de intereses.

-Mayo de 2011. El exministro socialista francés y presidente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, es arrestado en un aeropuerto de Nueva York justo antes de despegar por la supuesta violación de una empleada del hotel donde se alojaba. Es la cuarta vez que lo denuncian por abuso sexual. Su mujer, la directora del famoso Huffington Post, sale a defenderlo ante los medios. Un mes después Dominique dimite.

-Agosto de 2011. La nueva presidenta del FMI, Christina Lagarde, es investigada en Francia por abuso de poder durante su mandato como ministra de economía del gobierno de Sarkozy.

-Mayo de 2012. La presidenta del FMI, Christine Lagarde, concede una entrevista al diario británico The Guardian. Sus declaraciones encendieron la rabia de muchos: “En lo que respecta a los griegos, también pienso en la gente que en todo momento busca no pagar impuestos (…). Pienso en los niños de un pequeño pueblo de Níger, que van dos horas al día al colegio (…). Pienso en ello todo el tiempo, porque creo que necesitan más ayuda que la gente en Atenas”. Madame Christine cobra 380.000 euros al año libres de impuestos por su cargo diplomático. El PIB per cápita anual en Níger es de 676 dólares.

-Abril de 2012. La presidenta del FMI, Christine Lagarde, advierte que deben recortarse las prestaciones sociales y hay que retrasar la edad de jubilación ante “el riesgo de que la gente viva más de lo esperado”. Su última perla: “Tal cual.

1Al hablar de países desarrollados o subdesarrollados me refiero a su nivel de producción y consumo, cuestiones puramente económicas. Entiendo que un país está realmente desarrollado si sus ciudadanos poseen un enorme factor humanos y no son consumidores individualistas, ignorantes y totalmente dependientes. Kofi Annan hace una buena definición de país desarrollado: “aquel que provee a sus habitantes una vida libre y saludable en un ambiente seguro”.

Si has llegado hasta aquí leyendo, te mereces un descanso: http://www.youtube.com/watch?v=fyrEuxGMY4s

El filósofo minero y viceversa

Grata sorpresa la que he sentido al encontrar esta carta de un minuero asturiano en huelga. Tras 25 años en la mina, este señor explica su realidad y sin saberlo hace una crítica realista al sistema que rige la economía en este momento. Se queja de la mala gestión política, ideada a corto plazo para ganar votantes y no para crear empleo a largo plazo. También critica que sus compañeros y él tengan que aceptar unas condiciones cada vez peores para competir con los precios de países donde los trabajadores no son seres humanos sino animales de carga. Muestra plena consciencia de la importancia de la educación y la información para construir una ciudadanía responsable y sostenible en democracia. Sabe que el miedo es el mejor cheque en blanco que los ciudadanos pueden darle al poder para legitimar su abuso.

Desde que empezaron las huelgas mineras en Asturias, no he leído en ningún periódico de kiosko otra cosa que no sean las declaraciones de la autoridad política, sindical o policial. Por algún motivo, las cámaras sí fotografían los cortes de carretera pero los micrófonos no se acercan a la boca de quienes protestan.

Ahí va la carta intacta, con sus fallos gramaticales y sus virtudes de fondo:

He trabajado 25 años en la mina, bajé a un pozo cuando tenía 18 años y me gustaría deciros que me asombran muchos comentarios que leo sobre la minería y las prejubilaciones, en éste grupo y en otros. Os doy mi parecer, para ver si puedo disipar varias dudas que veo que hay sobre éste sector.

1º La lucha que están llevando los compañeros en éstos momentos, no es para pedir dinero, sino para que se respete el acuerdo firmado el año pasado entre el Ministerio de Industria y los sindicatos mineros, la firma de éste acuerdo tenía unas ayudas asignadas hasta el año 2018.
Éste dinero lo dió La Comunidad Europea y no los Gobiernos Españoles, con ésto quiero decir que no lo puso ningún español para ayudarnos como piensa mucha de la gente que tanto nos critica.
En cuanto a éste dinero lo que yo me pregunto, como casi todas las familias mineras, es donde está la parte de los Fondos Mineros que supuestamente iría destinada a la creación de industrias alternativas al carbón en las cuencas mineras, después del cierre de las minas.Pues bien, cómo en muchos otros sectores,el dinero lo manejaron los políticos y los sindicatos. Con parte de éste dinero, os podría decir, por ejemplo, que el Señor Gabino de Lorenzo ( ex-alcalde de Oviedo) pagó las farolas de su ciudad, el nuevo Palacio de Exposiciones y Congresos y otras muchas obras. La ex-alcaldesa de Gijón ( la Señora Felgeroso) lo invirtió en la Universidad Laboral y cómo el primero, también en otras obras.
En el Valle de Turón,perteneciente a la Cuenca del Caudal, donde yo vivo, con más de 600 muertos ( que sepamos, pues en la guerra civil se quemaron los archivos anteriores ) en las minas desde el año 1889 hasta el 2006 cuando se cerraron, hicieron un polideportivo que por cierto, se inauguró sin aseos y así siguen, una senda para pasear y poco mas.Todo nuestro entorno esta lleno de escombreras, que poco a poco se están intentando recuperar.Pero de reindustrialización, que es lo crea los puestos de trabajo estables para que siga habiendo vida, casi nada.

2º Veo con asombro que a mucha gente le parece mal ésta ayuda, no quisiera escribir ésto, pero hay ayudas a otros sectores como la ganadería, el campo, la pesca y muchas más que no voy a mencionar, yo personalmente me alegro, prefiero que las ayudas sean para los trabajadores que para los chorizos que nos roban todos los días.

3º Después de acabar la guerra civil en este país, parece que muchos de vosotros no sabéis que los mineros españoles estuvieron trabajando una hora gratis, al día y durante muchisimo tiempo, para levantar lo que el franquismo destruyó, cuando en nuestras casas no teníamos ni para comer.

4º En el año 1962 los mineros empezaron una huelga que se extendió por toda España, donde se consiguieron muchos de los derechos que tenemos todos los españoles hoy en día y que ahora están tratando de arrebatarnos. En ésta huelga hubo muchos palos, presos, hambre y destierros hacia otras provincias de España separándolos de sus familias y que empezaron a regresar en el año 1980.

5º Sobre las prejubilaciones, es mentira que los mineros se prejubilen con 40 años y habláis de euros con si fuese que nos tocó la primitiva, la realidad es otra, dentro de de las mensualidades que cobran los prejubilados está incluida la parte de sus pagas extraordinarias y van en función de las categorías laborales,no cobra lo mismo un picador,que un barrenista ó que un ayudante de barrenista etc., su cotización es al 50%, quiero decir con ésto que nosotros cada dos años, cotizamos a La Seguridad Social un año mas, por ejemplo yo que trabaje 25 años, he cotizado a La Seguridad Social 37 años y medio,¿alguno de vosotros creéis que llegareis a pagar lo que nosotros aportamos a dicha Seguridad Social?.

6º.El carbón que traen de fuera según vosotros es más barato que el autóctono, lo pongo en duda pero voy a pensar que es verdad, ¿qué queréis vernos siendo unos esclavos como en éstos países? yo no quiero que ningún trabajador del mundo lo sea.
Esto que voy a escribir es un hecho real, he trabajado con compañeros Checos y Polacos, cuando llegaron a Asturias y empezaron a comprar en los comercios, estaban asombrados porque podían comprar la cantidad que quisieran y en sus países no podían hacerlo. La primera Navidad que pasaron con nosotros traían en cada mano una tableta de turrón.. nosotros les preguntábamos que por qué hacían eso y nos decían que en su país no se podían permitir ni comprarlo ya que su salario solo llegaba para mal comer. Con ésto quiero decir que sino defendemos nuestros derechos nos pasará lo mismo.

7º.Sobre los cortes de carretera contestaré a todos esos que tanto protestan porque los mineros les impiden acudir al trabajo o a estudiar y dicen que cuando tengan problemas en su empresa, irán a los centros de trabajo de otros a “fastidiar”. Os diré que siempre que algunos compañeros de otros sectores nos pidieron ayuda para defender sus puestos de trabajo, hemos parado 24 horas, apoyando aquí y fuera de aquí.
Cuando las huelgas de los mineros Ingleses, paramos de trabajar y se hizo una colecta para mandarles dinero para que pudieran alimentar a sus familias. ¿alguno duda que no vamos a unirnos a cualquier sector afectado?Pero parece que ahora cuesta trabajo hasta pedir ayuda a los demás. Apoyarnos unos a otros es fundamental, pero lo que hacemos sin embargo es lo contrario y así los de arriba siempre jugaran con ventaja.
Si todos los trabajadores españoles estuviesen tan unidos como los mineros, los gobernantes de este país se lo pensarían mucho antes de hacernos recortes como los están haciendo, os lo puedo asegurar. Reflexionar sobre quien os impide ir a trabajar o a clase, con los despidos legales de hoy en día y los recortes en educación, los que os lo están impidiendo son nuestros políticos.
También me gustaría decirles a los que opinan que deberíamos ir a quejarnos a Madrid a las puertas del Ministerio y que “a los demás les dejemos tranquilos”, que sí que hemos ido, pero por la censura mediática que estamos teniendo puede ser que no se esté informando con transparencia.

Creo firmemente que el trabajador que defiende sus derechos no es un terrorista como nos llaman ahora por luchar por el bienestar de nuestras familias.

Os invito a todos a que salgáis de vuestras casas y defendáis lo vuestro. Quedándoos en casa, estáis permitiendo que poco a poco consigan meteros el hambre en vuestras vidas.
Quieren que nuestros hijos y los vuestros sean analfabetos como nosotros, que vimos las paredes de la escuela más por fuera que por dentro, un pueblo analfabeto es más fácil de dominar.
Manteneros informados, contrastar todo lo que veáis por la televisión, ahora tenéis Internet, móviles, para poder estar en contacto permanente, organizaros, de la forma que queráis, pacíficamente o directamente en las barricadas, pero organizaros! Marcar objetivos a conseguir en un plazo corto de tiempo, el gobierno va muy rápido cuando es su favor y lo sabéis.
Quitar la palabra “miedo” o la frase “total para lo que va a servir” de vuestras mentes y tomar el control de vuestro futuro.

Si alguien no entiende algo de lo que escribí o me quiere hacer alguna pregunta más concreta, si puedo, se la contestare con mucho gusto.

Muchísimas gracias a todos y todas los que nos apoyáis desde otras provincias y desde otros países.

Un saludo.

Juan José Fernández. Asturias.

¿Qué importa el pan si tenemos circo?

El saqueo es una forma de apropiarse de lo ajeno en estado de guerra. La cuestión está en reconocer que se está o no en guerra. El sábado pasado teníamos la suerte de escuchar a nuestro gobierno proclamar que la Unión Europea nos “regalaba”, o en palabras del presidente del gobierno, “abría una línea de crédito” de 100. 000 millones de euros para la banca española. Dice el refrán que nadie regala duros a cuatro pesetas, y la humilde opinión de este colaborador (ya creo que merezco el nombre) es que nos encontramos no ya ante un rescate, o un crédito barato para los bancos españoles, sino ante un saqueo del bolsillo de los trabajadores y las trabajadoras de este país por parte de la banca internacional y nacional.


Es curioso que los mismos que han estado llevándose el dinero de la gente (ya sea en forma de desahucio, de ayuda por parte del gobiern con el dinero de los impuestos o de exigencia al gobierno para que recorte inversión en servicios sociales como educación o sanidad para meter ellos la mano) sean los que ahora, “asustados” por la bajada de los beneficios (que no pérdidas, nunca lo olvidemos) pidan dinero a sus primos mayores de Europa. Dinero que, como decimos, no es gratis sino que se va devolver, según ya nos han advertido las simpáticas marionetas de la banca francesa y alemana que residen en Bruselas, además de con intereses, con más recortes en derechos sociales. Derechos que, tampoco olvidemos, se han conquistado la mayoría de veces con sangre del currela.
Pero, como decimos, la única diferencia entre este rescate y un saqueo es reconocer que estamos en estado de guerra. Mientras que los altavoces del gobierno de la patronal vociferan diciendo que tenemos que apretarnos el cinturón, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, que España es una gran nación de hermanos donde no hay conflicto ni lucha dependiendo de a que clase social pertenezcas, hace unos años el gran magnate y filántropo estadounidense Warren Buffet proclamaba a los cuatro vientos :”la lucha de clases sí existe, y la hemos ganado”.


Así pues, como en cualquier guerra (que no tiene por qué lucharse con fusiles) hay tácticas y formas de preservar las fuerzas propias y minar las del enemigo. Julio César atacaba con avanzadillas por una parte de la muralla como distracción y aquí lo que nos ha pasado es que nos han atacado por Polonia.


Cuando se anuncia el rescate en sábado, ya estaba programado un partido de la selección española para el domingo. Nos meten la mano en el bolsillo cuando miramos el fútbol. Con esto no quiero decir que los futboleros no puedan disfrutar del deporte que aman, lo que me gustaría es que esa pasión no les ciegue ante el espectáculo que han montado para que fijen sus ojos en la pantalla sin atender a esa mano que se cuela en su bolsillo. Con esto quiero decir que es más importante salir a la calle en junio con la bandera de la dignidad y del “NO al saqueo” que con la bandera de la selección. No olvidemos en qué situación vivimos y que la paralización del rescate y la exigencia de responsabilidades ante este robo chapucero es lo que de verdad dará de comer a nuestros trabajadores y trabajadoras, y no el éxito de los 23 de Del Bosque.

León Vázquez ataca de nuevo

Un buen ejemplo de un mal ejemplo

He aquí un artículo que van a leer millones de personas pero que no tantos van a calificar como sensacionalista.

“Para vivir mal aquí, vivo mal en mi país”

El tema es noticia de por sí (inmigrantes que vuelven a su país por la crisis), sin embargo el vídeo del principio, el titular y el subtítulo se construyen para calentar lágrimas y no para informar de cuántas personas han huído de España (inmigrantes y nacidos allí). Quienes encuentren “entretenido” que las noticias se redacten así deben saber que personificar las noticias es:

1.-paternalista, induce a pensar o actuar por pena y no por justicia

2.-desvía la atención sobre los elementos centrales de la noticia (induce al simplismo: “oh, pobrecitos, se van por la crisis, qué mala es la crisis”)

3.-tergiversa, descontextualiza y atonta a la población, que carece de opinión porque no entiende el trasfondo del problema

La noticia de arriba la publica El País, supuesto mejor diario de información general de España. Los ejemplos abundan en todos los “grandes” diarios y no siempre tratan de dar pena. La foto de Rajoy con el príncipe celebrando un gol de Cesc Fabregas habla sola: vendemos nuestra soberanía a los mercados pero que nadie toque Gibraltar ni a “la roja”.