Érase un camión lleno de billetes

Mi padre es una de las pocas personas que conozco que se asombra ante las cifras que la televisión escupe cada vez que habla de recortes, rescates y otros guisos de moda. Él se sorprende porque trata de imaginar o, mejor dicho, ver esos miles de millones.

Antes de la llegada del euro, los españoles acostumbrábamos a decir que un millón de pesetas era un kilo, debido a que ese era el peso aproximado de un millón en billetes de 1.000 pesetas. Ahí va una rápida comparación en clave “visual”, como le gusta a mi padre.

Hagamos memoria… En primavera, el Gobierno de España regaló 23.500.000.000 de euros a Bankia (banco presidido casualemente por Rodrigo Rato, antiguo ministro de economía en el gobierno de Aznar) . Esos euros equivalen a 3.910.071.000.000 pesetas (tres billones novecientos diez mil millones de pesetas, redondeando). Esas pesetas, en kilos de los de antes, representan… 3.910.071 kilos.

Camión Volvo modelo 480. Longitud: 16,5 metros. Carga máxima: 24.000 Kg.

El camión de la imagen (Volvo 480) puede transportar una carga de 24.000 kilos como máximo. Si tuviéramos que meter todo el dinero que el Gobierno le dió a Bankia, harían falta…163 camiones.

¿Piensas que 163 camiones son pocos? Ese mounstruo de la carretera mide 16,5 metros de largo. Si pusiéramos en linea recta y bien pegaditos todos esos camiones, ocuparían 2689 metros. Ojo, no son 2689 metros normales: se trata de casi 2,7 kilómetros llenos de trailers repletos de dinero público.

Esto, por desgracia, tan solo es un pequeño ejemplo de lo que hacen con el dinero de todos los contribuyentes. Ahora vas y votas a PPSOE y, de camino, te quejas de tanta protesta.

Enlace youtube: Historia de España para tontitos