Puerto Rico, la Grecia del Caribe sin permiso para hundirse

La deuda asfixia a la economía de Puerto Rico, bajo control de Estados Unidos desde 1898, ante la mirada impotente del gobierno local, maniatado por un estatus colonial que incluso le impide declararse en bancarrota.

Leer más

China y América Latina: no importa lo que dicen, sino lo que omiten

Contexto:

China: dictadura comunista con políticas cada vez más capitalistas, segunda potencia económica, 1200 millones de habitantes. Se estima que relevará a Estados Unidos del primer puesto en 2016. Mientras Europa está en crisis y camina el abismo de la recesión, el gigante asiático crece al 10%. Su lado oriental se parece al futuro (Shangai, Hong Kong, Beijing) pero su lado occidental parece el medievo (Tíbet, Xinjang,…). China es el país que más cobre, hierro, cinc y acero consume, por citar solo algunos materiales.

 América Latina: más de 41 países de diversos tamaños, la mayoría democracias relativamente jóvenes, generalmente inestables (Paraguay cayó esta semana, hace dos años le tocó a Honduras y el año pasado Ecuador y Bolivia estuvieron a punto). La habitan unos 500 millones de personas. Desde el año 2000 se registran descensos en la proporción de pobres pero la región sigue siendo la más desigual. Sus países viven principalmente de los recursos naturales (cobre, gas, petróleo, hierro, cinc, …) y los monocultivos (soja, cacao, banana, …), aunque también explotan la mano de obra barata (industria mexicana, brasileña, …). A pesar de la crisis, sus países mantienen el crecimiento económico pero siguen siendo muy dependientes de sus clientes(el primero es Estados Unidos, el segundo es China).

 Wen Jiabao, primer ministro de China, ha estado de gira por América Latina. He tenido la oportunidad de asistir al discurso que ha pronunciado en la CEPAL (Comisión Económica para América Latina de las Naciones Unidas). Ya que él y sus pares de la alta política acostumbran a hacer uso del arte de la diplomacia (hablar sin decir nada), me voy a permitir hacer una interpretación de lo que han dicho y de lo más importante: lo que no han dicho.

 Sucedió que Alicia Bárcena, máxima autoridad de la CEPAL, dio la bienvenida a Wen Jiabao y aprovechó para decirle algo que puede resumirse así:

 “Estimado Wen Jiabao, gracias por venir. Hace poco que China desplazó a la Unión Europea y se convirtió en el segundo mayor inversor en América Latina. Se que viene aquí a por nuestros recursos naturales y los monocultivos baratos, pero sepa que los países de la región queremos desarrollar nuestra propia industria manufacturera para dejar de depender del sector primario. También queremos que nuestros empresarios puedan hacer negocio entre los más de 1200 millones de habitantes de su lejano país. Sería genial intercambiar experiencias para aprender mutuamente y poder combatir la pobreza, sin importar que ustedes sean una dictadura represiva y nosotros la región más desigual del planeta. Nos vimos hace poco en la cumbre de Río+20 y, sinceramente, el respeto por el medioambiente es importante pero no una prioridad en nuestras agendas porque antes tenemos que llegar al “desarrollo”. Deberíamos crear una agenda común, ustedes pronto serán la primera potencia mundial y nosotros somos la despensa del mundo. Gracias, le doy la palabra”.

 Wen Jiabao toma la palabra:

 “Hola. Gracias por el libro que me han regalado, si me lo hubieran dado antes habría enrriquecido mi discurso. América Latina es un lugar muy bonito y tiene un futuro brillante. Esta es la tercera vez que vengo por aquí. La selva es majestuosa, el Caribe es exótico, flores, arco iris, ríos, animalitos salvajes. Su historia demuestra que han sabido “ajustar” sus políticas internas cuando las circustancias lo han exigido. Hasta 2011 nuestros intercambios comerciales ascendieron a 241.500 millones de dólares y me gustaría que la cifra llegase a 400.000 millones antes de 2015. Cada vez gastamos más en armamento, pero ustedes y nosotros somos promotores activos de la paz mundial y afrontamos las mismas tareas para alcanzar el desarrollo. Tengo cuatro propuestas:

1.- Profundizar la cooperación estratégica. Deberíamos crear un foro anual para intercambiar experiencias y sintonizar políticas. Somos el segundo mayor cliente de América Latina, estaría bien que nos echaran una mano en política exterior y otros foros internacionales.

 2.- Ensanchar intereses comunes, principalmente en lo económico. En casa somos comunistas pero fuera somos muy capitalistas y por eso queremos combatir el proteccionismo económico. Hay que mejorar los controles de calidad [no especificó si se refería a los productos chinos]. Tomamos la iniciativa y anuncio que China invertirá 5000 millones de dólares para el fondo de cooperación con América Latina, para que mejoren su industria manufacturera y medioambiente. El Banco de Desarrollo de China destinará 10.000 millones para infraestructura en la región, hay que mejorar sus carreteras y puertos para que podamos extraer sus recursos más rápido. Todo esto mejorará la vida del pueblo.

 3.- Me interesa la seguridad alimentaria. América Latina está bendecida con suelos fértiles y extensos y mi país le abre el mercado a los alimentos latinos. Propongo crear un foro de ministros de agricultura chinos y latinoamericanos para 2013. También propongo crear una reserva de alimentos de emergencia para China y América Latina, por si en algún momento sus clases dirigentes o las de China se ven en apuros y necesitan comida. Invertimos 50 millones de dólares en cooperación agrícola, algo así como el valor de mi casa. También les enviaremos 500 expertos chinos para asesoramiento.

 4.- Sería bueno incrementar la amistad entre nuestros pueblos mediante más intercambios culturales y humanos, especialmente en los ámbitos de la prensa, el deporte, las etnias y los credos religiosos. Queremos crear centros para promover la cultura china en la región. En los próximos 5 años daremos 500 becas de intercambio para estudiantes latinos. Propongo crear otro foro más, pero este para investigación aeronáutica, nuevas energías, medioambiente y mar. Nos interesa mucho incrementar el turismo y queremos que las compañías aéreas chinas establezcan vuelos directos con las ciudades de América Latina y el Caribe.

 Antes de despedirme, quiero decirles que China se queda en el camino del desarrollo pacífico. Nuestro desarrollo es una oportunidad, no un desafío y mucho menos una amenaza. Gracias”.

 Aplausos, café y jugo de naranja gratis acompañado de bocaditos varios, alfombra roja, coche oficial y vuelta al hotel. Expresiones y términos que destacaron por su ausencia: igualdad, desigualdad, Derechos Humanos, democracia, seguridad, sostenibilidad, cambio climático.

Termino con una frase de un libro que he terminado hoy:

El subdesarrollo no es una etapa del desarrollo. Es su consecuencia”- Eduardo Galeano.