Una noche en la Jungla de Calais

Esta es la primera versión del reportaje que publiqué en eldiario.es y que puedes leer haciendo click aquí.

Las imágenes del campamento de emigrantes y refugiados de Calais han dado la vuelta al mundo. Periódicos y televisiones informan sobre los crecientes enfrentamientos con la policía, el auge de la xenofobia, el deterioro de las condiciones sanitarias en la conocida como Jungla de Calais, la muerte de indocumentados que intentan llegar a Reino Unido. Cuesta imaginar que todo eso esté sucediendo en una pequeña ciudad del norte de Francia.

El viernes pasado decidí adentrarme en este inmenso campamento para ver en primera persona cómo es el día a día de las más de 7.000 personas malviven entre charcos de lodo, basura y plásticos esperando un golpe de suerte para llegar a suelo británico, donde les espera un familiar o un amigo y la esperanza de tener una vida digna alejada de la guerra y el hambre. Leer más

Presentación: la industria de la guerra

Desde un punto de vista optimista, la crisis es un momento excelente para la renovación y la aparición de nuevas ideas, y si no que le pregunten a los de la industria armamentística. Redondeando cifras, Estados Unidos genera el 40% del gasto militar global, mientras que los europeos representamos el 18% (equivalente al PIB de Holanda, la decimoctava economía mundial). El desbarajuste ocasionado por la crisis, los rescates bancarios y demás atropellos al sentido común han hecho que las economías occidentales -¿qué es Occidente?-  dejen de crecer, se endeuden hasta las cejas e incurran en unos déficits fiscales de vértigo. Prácticamente todas las economías desarrolladas -¿qué es el desarrollo?- han desenfundado la tijera y buena parte de los recortes ha ido a parar a los presupuestos militares. Puedo asegurarle que nada de esto le quita el sueño a los directivos de las grandes corporaciones armamentísticas, sino todo lo contrario. Al mismo tiempo, los países emergentes (Rusia, India, Arabia Saudí, Brasil, China…) están disparando su gasto militar hasta batir récords históricos. ¿Hacia dónde va el rentable negocio de la guerra?

Dos de los 639 aviones de combate F/A 18 del ejército de Estados Unidos

Desde hace unos meses trabajo como analista financiero en una consultora francesa. Primer encargo que me hicieron: tendencias globales de la industria de la “defensa” (eufemismo de guerra y venta de armas). He dedicado tres meses a inspeccionar las tripas y las cuentas de este gran negocio hasta parir más de 250 páginas de informe y alguna que otra cana.

No me quedan muchos millones de euros para invertir y todavía me creo capaz de contribuir a un mundo un poquito mejor, así que se me ha ocurrido hacer una serie de artículos sobre la industria de la guerra.  Desde mis limitaciones y haciendo malabarismos con el copyright, a partir de hoy iré publicando artículos para responder a lo más básico: ¿Cómo funciona la industria armamentística? ¿Quiénes cortan el bacalao? ¿Cómo le afecta la crisis? ¿Qué se avecina por el mundillo de las armas? ¿Qué se lleva esta temporada y qué países lucen los looks militares más provocadores e indignantes? ¿Cuán ciertos son los tópicos típicos de esta industria?

No te lo pierdas, mañana a la misma hora y en el mismo lugar. Hasta entonces se feliz, que cualquier día reventamos sin enterarnos siquiera. De verdad de la buena.

Imagina vivir en una dictadura

Mi aplauso para el blog “Pikete Alternativo” por este texto (léase con tono irónico, por favor):

Tengo la suerte de no haber vivido jamás en una dictadura. Mis abuelos y mis padres siempre me lo recuerdan. Por eso cada vez que los indignados hablan de ”democracia real”, los miembros más mayores de mi familia se indignan. Yo les entiendo. Dicen que que si supiesen lo que es vivir una dictadura, los indignados no dirían esas cosas. Por eso, para explicarles a todos aquellos desubicados que creen vivir en una dictadura lo que es realmente vivir en una, he decidido escribir este artículo. Espero que ayude a la reflexión y al debate.

 

Hagamos un ejercicio de imaginación.
Imaginemos que vivimos en un país en el cual un pequeño porcentaje de la población acumula casi toda la riqueza. Sin duda lo utilizaría para imponer su voluntad. ¡Esto sería tan antidemocrático!
Los medios de comunicación parecerían libres y objetivos, pero en realidad estarían controlados por este pequeño grupo. Repetirían incansablemente las mismas mentiras. ¡Y muchos las creerían! ¿Os dais cuenta de lo horrible que podría ser?
La televisión y el cine serían utilizados como armas de propaganda. Los periódicos asustarían a la población para que esta aceptase políticas que van en su contra. Nos llevarían a apoyar guerras injustas que sólo beneficiarían a los poderes económicos a costa de las vidas de millones de inocentes.
El gobierno, que sería un títere de los más ricos, le bajaría los impuestos a sus amos y les rescataría cuando cometen imprudencias. Imaginad, aunque sé que esto es difícil de contemplar, que estas imprudencias fuesen pagadas.. ¡por el pueblo! ¿Quién querría vivir en un mundo así?
Los dictadores podrían olvidar las necesidades de las personas. Podrían centrar la economía en su propio beneficio y no en las demandas sociales. Esto conduciría a un mundo absurdo e injusto. Imaginad que vivís en un país en el cual, por ejemplo, hay millones de casas vacías mientras millones de personas no tienen acceso a la vivienda. Sé que suena a novela distópica, pero podría ocurrir.
El gobierno podría espiarnos, torturarnos y encarcelarnos. Reprimirían a quienes piden democracia, ¡y condecorarían a los represores! ¡El país estaría repleto de cunetas con inocentes que no podríamos desenterrar! Sólo de imaginarlo me estremezco.
Habría elecciones, pero los medios se encargarían de que siempre ganasen los mismos. Los candidatos podrían prometer al pueblo mejoras en su nivel de vida para luego incumplirlas todas y ponerse al servicio de los poderes económicos. Si ganase las elecciones un partido decidido a implantar la democracia el ejército se encargaría de impedirlo. ¡Y, para colmo, los medios lo llamarían ”la fiesta de la democracia”!
Las leyes y los jueces estarían al servicio de los más ricos. Los corruptos camparían a sus anchas. Y por si esto fuera poco, tendríamos a un jefe de Estado heredero del fascismo que viviría entre lujos. No sería votado y se tiraría todo el día cazando o de viaje. Los medios le enaltecerían como a un Dios.
En fin, hasta aquí llega nuestro ejercicio de imaginación.
Sé que para alguien que no haya vivido jamás en una dictadura esto puede sonar a ciencia ficción. Sea como sea, demos las gracias por vivir en un país democrático y justo.
@UlianovVladimir

Lecciones del fútbol para salir de la crisis

La selección española de fútbol está reconfigurando la historia del fútbol. Ha sido la primera en ganar dos eurocopas y un mundial de forma consecutiva. Además, España es el primer país europeo que gana el mundial fuera del viejo continente. Muchos ciudadanos se aferran al fútbol como su única fuente de felicidad y buenas noticias en medio de la que está callendo. Hace poco recibí un mail de una persona muy sabia en respuesta a un artículo en que critiqué el uso de fútbol por parte de los gobernantes como espectáculo para distraer y soltar malas noticias. Me dijo: “entiendo a la gente, lo que está pasando escapa a su entendimiento”. El fútbol ha conseguido cosas que ningún partido ha logrado en 38 años de democracia: limpiar la bandera y otros símbolos nacionales de los matices fascistas que arrastraban desde el pasado. Si la mayoría entiende y se interesa por el fútbol y nos va mejor que a nadie en ese deporte, ¿por qué no extraemos lecciones del fútbol para enfrentar esta crisis?

Mi cerebro sufre hoy la resaca post-partido y no entiendo mucho de fútbol (todavía no distingo a los dos Xavis y ayer supe que hay un jugador llamado Jordi Alba), así que solo me vienen a la cabeza algunas propuestas. Si se te ocurren otras y quieres compartirlas aquí, magnífico:

-Los jugadores cobran en función de lo bien que hacen su trabajo. Casillas, Puyol, Piqué y el resto del equipo recibirán 300.000 euros cada uno por haber ganado la Eurocopa. No pretendo debatir sobre las barbaridades que ganan los futbolistas, sino sobre el hecho de que ellos ganan más o menos dependiendo de los títulos que consiguen. Daniel Lacalle, de Ecofin, hizo una propuesta parecida para los gobernantes: que no cobren en metálico sino con bonos del Estado. Si hacen bien su trabajo y la economía marcha, esos bonos valdrán más. Si se preocupan más por sus amiguitos banqueros que por los ciudadanos y la economía se frena, sus bonos serán menos valiosos y ganarán menos. Esto mata dos pájaros de un tiro: crece el interés de los gobernantes por cumplir con su deber y mejora la maltrecha confianza de los ciudadanos hacia sus representantes. Dice mi padre que en España se estila mucho la “justicia sí, pero no por mi puerta”. Lleva razón, es fácil “ajustar” la economía tijera en mano cuando los recortes afectan a los demás y no a quienes dirigen. Que el capitán vaya en el barco y, si se hunde, que él también se ahogue y reme.

-Todos los países que participan en la Eurocopa aportan dinero para sufragar gastos. Los diferentes estados se unen, organizan, celebran, disfrutan y aplauden. La realidad económica es más compleja pero esta es una buena lección: la unión hace la fuerza y beneficia a todos. Merkel y compañía están debatiendo la emisión de eurobonos, es decir, pedir préstamos al mercado de forma unida para que la mala situación de unos se compense con la bonanza de otros. Muchos piensan que los alemanes está regalando caramelos sin pedir nada a cambio pero hay que recordar que los principales clientes de Alemania son sus vecinos y si sus vecinos están mal, no pueden comprar coches u otros bienes y servicios alemanes.

-Seguro que hay más chalados persiguiendo a Messi que a Rajoy. A pesar de eso, los jugadores van a trabajar en su coche y solo hacen uso del bus oficial cuando tienen una cita importante. Las comparaciones pueden parecer odiosas pero muchos ciudadanos estamos hartos de ver constantemente cómo los altos cargos judiciales y políticos costean sus caprichos con la tarjeta a nombre del Estado. Sin ir mas lejos, ahí está el caso Dívar. La seguridad, el protocolo y la agenda de los gobernantes es distinta a la de los futbolistas, pero la mayor diferencia reside en que unos emplean dinero público y otros no.

-La Confederación Empresarial de Madrid hace propuestas interesantes. No son santos, pero su bienestar va ligado al buen funcionamiento de las empresas y son ellas las que generan empleo. Entre otras cosas, proponen el “diseño de un modelo que fomente la internacionalización, en especial de las pequeñas y medianas empresas (PYMEs)”. Las reglas (no los presupuestos) del fútbol permiten que equipos pequeños como el Villareal, el Granada o el Alcorcón estén en igualdad de oportunidades que el Barcelona, el Madrid o el Valencia. Sin embargo, a día de hoy las leyes exigen esfuerzos proporcionalmente mucho mayores a los pequeños comercios que a las grandes multinacionales.

-Jueces y árbitros. En España aceptamos que los grandes partidos políticos designen a los jueces del Tribunal Constitucional. Ha habido y hay magistrados que en el pasado han sido ministros (Garzón, por ejemplo) o que están abiertamente a favor de un partido político. ¿Qué pasaría si el Madrid y el Barsa decidieran quiénes pueden arbitrar los partidos? ¿Hay algún árbitro que admita en público su preferencia a favor de un equipo? Los árbitros son imperfectos, como los jueces, pero gracias a su neutralidad y esfuerzo podemos disfrutar del juego limpio.

-En el mercado laboral, los años y la experiencia pesan más que la vitalidad y la preparación de los trabajadores. El fútbol presenta más equilibrio en este sentido: los jugadores con experiencia son tan valiosos como las jóvenes promesas. Se aprecian los hechos por encima de las palabras y se fomenta la renovación como medio para mejorar el equipo. En España, las estadísticas dicen que el 50% de los menores de 29 años están en el paro y el gobierno se entretiene en aumentar la edad de jubilación. He ahí otra lección del fútbol.

-Supervisión externa y creíble. La famosa “troika”, formada por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea, ya está “vigilando” a los gobiernos de Grecia, Portugal, España, Chipre… Estos organismos, especialmente el FMI, han demostrado poco interés en el bienestar y la salud económica de los ciudadanos. Sobran dedos de una mano para contar a quienes confían en sus buenas intenciones. En el fútbol es distinto, ya que los controles son realizados por profesionales independientes del mundo de la medicina, entre otros. Nadie creería los resultados de un análisis de sangre realizado por un laboratorio que tiene a sus espaldas 70 años de errores catastróficos.

 Para Elena, de quien sigo aprendiendo desde la distancia.

El filósofo minero y viceversa

Grata sorpresa la que he sentido al encontrar esta carta de un minuero asturiano en huelga. Tras 25 años en la mina, este señor explica su realidad y sin saberlo hace una crítica realista al sistema que rige la economía en este momento. Se queja de la mala gestión política, ideada a corto plazo para ganar votantes y no para crear empleo a largo plazo. También critica que sus compañeros y él tengan que aceptar unas condiciones cada vez peores para competir con los precios de países donde los trabajadores no son seres humanos sino animales de carga. Muestra plena consciencia de la importancia de la educación y la información para construir una ciudadanía responsable y sostenible en democracia. Sabe que el miedo es el mejor cheque en blanco que los ciudadanos pueden darle al poder para legitimar su abuso.

Desde que empezaron las huelgas mineras en Asturias, no he leído en ningún periódico de kiosko otra cosa que no sean las declaraciones de la autoridad política, sindical o policial. Por algún motivo, las cámaras sí fotografían los cortes de carretera pero los micrófonos no se acercan a la boca de quienes protestan.

Ahí va la carta intacta, con sus fallos gramaticales y sus virtudes de fondo:

He trabajado 25 años en la mina, bajé a un pozo cuando tenía 18 años y me gustaría deciros que me asombran muchos comentarios que leo sobre la minería y las prejubilaciones, en éste grupo y en otros. Os doy mi parecer, para ver si puedo disipar varias dudas que veo que hay sobre éste sector.

1º La lucha que están llevando los compañeros en éstos momentos, no es para pedir dinero, sino para que se respete el acuerdo firmado el año pasado entre el Ministerio de Industria y los sindicatos mineros, la firma de éste acuerdo tenía unas ayudas asignadas hasta el año 2018.
Éste dinero lo dió La Comunidad Europea y no los Gobiernos Españoles, con ésto quiero decir que no lo puso ningún español para ayudarnos como piensa mucha de la gente que tanto nos critica.
En cuanto a éste dinero lo que yo me pregunto, como casi todas las familias mineras, es donde está la parte de los Fondos Mineros que supuestamente iría destinada a la creación de industrias alternativas al carbón en las cuencas mineras, después del cierre de las minas.Pues bien, cómo en muchos otros sectores,el dinero lo manejaron los políticos y los sindicatos. Con parte de éste dinero, os podría decir, por ejemplo, que el Señor Gabino de Lorenzo ( ex-alcalde de Oviedo) pagó las farolas de su ciudad, el nuevo Palacio de Exposiciones y Congresos y otras muchas obras. La ex-alcaldesa de Gijón ( la Señora Felgeroso) lo invirtió en la Universidad Laboral y cómo el primero, también en otras obras.
En el Valle de Turón,perteneciente a la Cuenca del Caudal, donde yo vivo, con más de 600 muertos ( que sepamos, pues en la guerra civil se quemaron los archivos anteriores ) en las minas desde el año 1889 hasta el 2006 cuando se cerraron, hicieron un polideportivo que por cierto, se inauguró sin aseos y así siguen, una senda para pasear y poco mas.Todo nuestro entorno esta lleno de escombreras, que poco a poco se están intentando recuperar.Pero de reindustrialización, que es lo crea los puestos de trabajo estables para que siga habiendo vida, casi nada.

2º Veo con asombro que a mucha gente le parece mal ésta ayuda, no quisiera escribir ésto, pero hay ayudas a otros sectores como la ganadería, el campo, la pesca y muchas más que no voy a mencionar, yo personalmente me alegro, prefiero que las ayudas sean para los trabajadores que para los chorizos que nos roban todos los días.

3º Después de acabar la guerra civil en este país, parece que muchos de vosotros no sabéis que los mineros españoles estuvieron trabajando una hora gratis, al día y durante muchisimo tiempo, para levantar lo que el franquismo destruyó, cuando en nuestras casas no teníamos ni para comer.

4º En el año 1962 los mineros empezaron una huelga que se extendió por toda España, donde se consiguieron muchos de los derechos que tenemos todos los españoles hoy en día y que ahora están tratando de arrebatarnos. En ésta huelga hubo muchos palos, presos, hambre y destierros hacia otras provincias de España separándolos de sus familias y que empezaron a regresar en el año 1980.

5º Sobre las prejubilaciones, es mentira que los mineros se prejubilen con 40 años y habláis de euros con si fuese que nos tocó la primitiva, la realidad es otra, dentro de de las mensualidades que cobran los prejubilados está incluida la parte de sus pagas extraordinarias y van en función de las categorías laborales,no cobra lo mismo un picador,que un barrenista ó que un ayudante de barrenista etc., su cotización es al 50%, quiero decir con ésto que nosotros cada dos años, cotizamos a La Seguridad Social un año mas, por ejemplo yo que trabaje 25 años, he cotizado a La Seguridad Social 37 años y medio,¿alguno de vosotros creéis que llegareis a pagar lo que nosotros aportamos a dicha Seguridad Social?.

6º.El carbón que traen de fuera según vosotros es más barato que el autóctono, lo pongo en duda pero voy a pensar que es verdad, ¿qué queréis vernos siendo unos esclavos como en éstos países? yo no quiero que ningún trabajador del mundo lo sea.
Esto que voy a escribir es un hecho real, he trabajado con compañeros Checos y Polacos, cuando llegaron a Asturias y empezaron a comprar en los comercios, estaban asombrados porque podían comprar la cantidad que quisieran y en sus países no podían hacerlo. La primera Navidad que pasaron con nosotros traían en cada mano una tableta de turrón.. nosotros les preguntábamos que por qué hacían eso y nos decían que en su país no se podían permitir ni comprarlo ya que su salario solo llegaba para mal comer. Con ésto quiero decir que sino defendemos nuestros derechos nos pasará lo mismo.

7º.Sobre los cortes de carretera contestaré a todos esos que tanto protestan porque los mineros les impiden acudir al trabajo o a estudiar y dicen que cuando tengan problemas en su empresa, irán a los centros de trabajo de otros a “fastidiar”. Os diré que siempre que algunos compañeros de otros sectores nos pidieron ayuda para defender sus puestos de trabajo, hemos parado 24 horas, apoyando aquí y fuera de aquí.
Cuando las huelgas de los mineros Ingleses, paramos de trabajar y se hizo una colecta para mandarles dinero para que pudieran alimentar a sus familias. ¿alguno duda que no vamos a unirnos a cualquier sector afectado?Pero parece que ahora cuesta trabajo hasta pedir ayuda a los demás. Apoyarnos unos a otros es fundamental, pero lo que hacemos sin embargo es lo contrario y así los de arriba siempre jugaran con ventaja.
Si todos los trabajadores españoles estuviesen tan unidos como los mineros, los gobernantes de este país se lo pensarían mucho antes de hacernos recortes como los están haciendo, os lo puedo asegurar. Reflexionar sobre quien os impide ir a trabajar o a clase, con los despidos legales de hoy en día y los recortes en educación, los que os lo están impidiendo son nuestros políticos.
También me gustaría decirles a los que opinan que deberíamos ir a quejarnos a Madrid a las puertas del Ministerio y que “a los demás les dejemos tranquilos”, que sí que hemos ido, pero por la censura mediática que estamos teniendo puede ser que no se esté informando con transparencia.

Creo firmemente que el trabajador que defiende sus derechos no es un terrorista como nos llaman ahora por luchar por el bienestar de nuestras familias.

Os invito a todos a que salgáis de vuestras casas y defendáis lo vuestro. Quedándoos en casa, estáis permitiendo que poco a poco consigan meteros el hambre en vuestras vidas.
Quieren que nuestros hijos y los vuestros sean analfabetos como nosotros, que vimos las paredes de la escuela más por fuera que por dentro, un pueblo analfabeto es más fácil de dominar.
Manteneros informados, contrastar todo lo que veáis por la televisión, ahora tenéis Internet, móviles, para poder estar en contacto permanente, organizaros, de la forma que queráis, pacíficamente o directamente en las barricadas, pero organizaros! Marcar objetivos a conseguir en un plazo corto de tiempo, el gobierno va muy rápido cuando es su favor y lo sabéis.
Quitar la palabra “miedo” o la frase “total para lo que va a servir” de vuestras mentes y tomar el control de vuestro futuro.

Si alguien no entiende algo de lo que escribí o me quiere hacer alguna pregunta más concreta, si puedo, se la contestare con mucho gusto.

Muchísimas gracias a todos y todas los que nos apoyáis desde otras provincias y desde otros países.

Un saludo.

Juan José Fernández. Asturias.

Un buen ejemplo de un mal ejemplo

He aquí un artículo que van a leer millones de personas pero que no tantos van a calificar como sensacionalista.

“Para vivir mal aquí, vivo mal en mi país”

El tema es noticia de por sí (inmigrantes que vuelven a su país por la crisis), sin embargo el vídeo del principio, el titular y el subtítulo se construyen para calentar lágrimas y no para informar de cuántas personas han huído de España (inmigrantes y nacidos allí). Quienes encuentren “entretenido” que las noticias se redacten así deben saber que personificar las noticias es:

1.-paternalista, induce a pensar o actuar por pena y no por justicia

2.-desvía la atención sobre los elementos centrales de la noticia (induce al simplismo: “oh, pobrecitos, se van por la crisis, qué mala es la crisis”)

3.-tergiversa, descontextualiza y atonta a la población, que carece de opinión porque no entiende el trasfondo del problema

La noticia de arriba la publica El País, supuesto mejor diario de información general de España. Los ejemplos abundan en todos los “grandes” diarios y no siempre tratan de dar pena. La foto de Rajoy con el príncipe celebrando un gol de Cesc Fabregas habla sola: vendemos nuestra soberanía a los mercados pero que nadie toque Gibraltar ni a “la roja”.

Resumen del panorama internacional

Europa: Nuevo récord en la eurozona con el desempleo por encima del 11%. Irlanda ha dicho “sí” (60,3% de los votos) al Tratado para la estabilidad, el plan que 25 países de la UE (todos menos Reino Unido y Rep. Checa) firmaron para limitar su déficit al 0,5% del PIB. Irlanda es el único país que lo ha sometido a referéndum. España comprueba que los milagros no existen. La esperanza en el gobierno de Rajoy se diluye en paralelo a los récords de la semana: la prima de riesgo sobre los 545 puntos frente al bono alemán, el íbex, principal índice de la bolsa española, cae un 7% y la fuga de capitales supera los 64.000€ millones en tres meses. Este gráfico lo dice absolutamente todo. Alemania no cede ni un milímetro en su idea de la austeridad (aquí tienes un análisis breve y claro).Mientras tanto, el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, se ve salpicado por el caso de las escuchas telefónicas ilegales del periódico News of the World. De momento ha dimitido su Jefe de comunicaciones y antiguo director de ese periódico. Muchos auguran ya la caída de su ministro de cultura, quien acaba de admitir su cercanía al magnate Rupert Murdoch (dueño de ese y otros medios de comunicación). Esta noticia coincide con la inminente extradición a Suecia de Julian Assange, cabeza visible de wikileaks y detenido desde noviembre de 2010 acusado de haber violado a dos mujeres que durmieron con él. Desde Suecia podría ser extraditado a Estados Unidos, donde podría ser sentenciado a cadena perpétua. En Kosovo aumenta la tensión en las protestas a ambos lados de la frontera.

Oriente próximo: se habla de muertos, mártires y márketing en Palestina e Israel. El gobierno judío de Netanyahu, en boca de su ministro de defensa, da por muerto el proceso de paz al mismo tiempo que devuelve 91 féretros a las autoridades palestinas. En Siria el gobierno de Al Assad mató a más de 120 personas esta semana en la ciudad de Houla y otros puntos. La guerra comienza en los medios, la información es difusa. Los rebeldes piden la ruptura de la tregua; la ONU solicita el envío de un contingente de paz y observadores; Rusia, China y otros países condenan a Al Assad pero se oponen a una incursión; Estados Unidos y sus aliados quieren la caída de Al Assad pero contienen su fuerza militar por dos motivos: en Siria no hay petróleo y la guerra no dejaría inamovible a Irán, lo que resultaría en más inestabilidad en la región y petróleo más caro. Los rebeldes piden que se http://www.afrol.com/es/articulos/37976 http://www.afrol.com/es/articulos/37976reconozca la ruptura de la tregua.

África: Termina el estado de emergencia en Egipto después de 31 años dos días antes del juicio contra el exdictador Mubarak y algunos de sus cercanos por la matanza de civiles al inicio de las revueltas. El país de los faraones aún espera una constitución y la segunda vuelta para las elecciones en junio. Lo puedes seguir en vivo aquí. Marruecos ha rechazado al enviado de la ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, por denunciar el espionaje que sufre su equipo en los territorios ocupados (disminuye el amiguismo entre el nuevo gobierno francés y el rey Mohamed VI). Este 30 de mayo murió otro saharaui a manos de las fuerzas de seguridad marroquíes, la prensa calla. Al mismo tiempo Rabat concentra protestas ciudadanas pero mantiene el beneplácito europeo, igual que Mauritania. Argelia pasó sus primeras elecciones limpias en 24 años sin grandes cambios políticos (sigue gobernando Bouteflika; cesión del 30% de escaños a mujeres). Europa ha dado el visto bueno a las elecciones pero no ha ocultado su malestar con el continuísmo argelino. Corren vientos de guerra en Sudán: el ejército no se retirará del recién nacido Sudán del Sur, hay demasiado petróleo en juego. La secesión del norte de Mali va asentando cimientos, como muestra la reanudación de la actividad en los hospitales. En Guinea Bissau el golpe de estado militar del pasado mes de abril disfruta del silencio de los países poderosos. Europa mira su ombligo mientras sus vecinos se divorcian. En Mozambique, con el 70% de la población en la pobreza, el gobierno acaba de firmar un contrato con la brasileña Petrobras para convertir azúcar en biocombustible.

América: En Estados Unidos el partido republicano presenta al mormón Romney como su candidato. En ese mismo país, el New York Times ha desvelado que Obama ordenó intensificar los ciberataques contra Irán y que los virus informáticos empleados escaparon al control de la CIA e infectaron sistemas israelíes y estadounidenses. En Chile los socios nacionales de Endesa han frenado el polémico proyecto de Hidroaysén para construir centrales eléctricas en reservas naturales habitadas por mapuches de la patagonia. Bolivia está consiguiendo apoyo para que la Organización de Estados Americanos trate su conflicto por la salida al mar que le arrebató Chile durante la guerra del pacífico. Cada vez más personas ven el conflicto del gobierno de Colombia contra las FARC como una guerra camuflada. La guerrilla liberó esta semana y sin condiciones al periodista francés que había secuestrado, quien, reunido hoy con Hollande y para sorpresa de muchos, dijo haber sido tratado “como un invitado”.

Asia: El politburó del gobierno comunista chino lleva dos meses realizando una purga interna. Tras la caída de Bo Xilai (lucha interna de poder) y el exilio del activista Chen, China afronta ahora una ola de inmolaciones en el Tíbet ocupado con más de 600 arrestados hasta el momento. En Japón, el primer ministro ha expresado su preocupación por las dificultades energéticas del país y ha planteado reabrir las instalaciones nucleares clausuradas tras la catástrofe de Fukushima. La OTAN continúa aliviando críticas tras hacerse pública la retirada de EEUU y otros de Afganistán. Ayer dijeron que habían matado a 14 insurgentes, entre ellos el número dos de los talibanes.

Australia: pocas novedades. Aquí Al Jazeera entrevista a uno de los directores de la nueva campaña para frenar los arrestos de refugiados políticos, niños inclusive, por parte del gobierno australiano. Paradójicamente, el país se abre a la floreciente economía de sus vecinos asiáticos y el gobierno dice que se retirará de Afganistán en 2013.

Tu irresponsabilidad es no comprender la crisis (versión cuento)

Sabemos que la cosa está mal y dudamos de que la situación vaya a mejorar bajando sueldos, encareciendo la sanidad y abaratando el despido . ¿Qué más sabemos? ¿Cuál es la solución para salir de esta crisis? No soy economista pero este tema me intriga. Consciente de que el conocimiento es la mejor arma para denunciar los abusos y defender lo que creo justo, trataré de explicar aquí en qué consiste la crisis sin términos técnicos. Dejo esta primera explicación, más entretenida; la segunda para quien tenga más tiempo y ganas.

El sistema económico actual es insostenible, está basado en el valor añadido y diseñado para autodestruirse. Te invito a comprenderlo y discutirlo para convertir el miedo y la incertidumbre en rabia y esperanza. Este vídeo es la mejor metáfora del sistema económico que jamás he visto.

Explicación 1, para los que tienen prisa o pocas ganas de leer, para ilustrar lo que ha pasado:

Se solicitó a un prestigioso asesor financiero que explicara esta crisis económica de una forma sencilla, para que la gente de a pie entendiera sus causas.Este fue su relato:
“Un señor se dirigió a una aldea donde nunca había estado antes y ofreció a sus habitantes 100 € por cada burro que le vendieran. Buena parte de la población le vendió sus animales.Al otro día volvió y ofreció mejor precio, 150 € por cada borrico, y otro tanto de la población vendió los suyos.Al día siguiente ofreció 300 € y el resto de la gente vendió los últimos burros.Cuando comprobó que no había más burros en la aldea… hizo una oferta de 500 € por cada nuevo borrico que le vendieran, dando a entender que volvería para comprarlos dentro de siete días, y se marchó. Al día siguiente mandó a su ayudante con los burros que compró antes, a la misma aldea, para que vendiera los mismos burros a 400 € cada uno. Ante la “evidente” ganancia a una semana vista, todos los aldeanos compraron los burros a 400 €, y quien no tenía ese dinero, lo pidió prestado. De hecho, compraron todos los burros que llevaba el ayudante más todos los burros de la comarca… y más allá.

Como era de esperar, ni el ayudante ni el el señor de los muchos dineros, volvieron por la aldea. Resultado: La aldea quedó llena de burros y de endeudados”.Hasta aquí lo que contó el asesor, pero veamos lo que pasó después… que refleja lo que nos está pasando:

Los que habían pedido prestado, al no vender los burros, no pudieron pagar la deuda contraída. Quienes habían prestado dinero se quejaron al Ayuntamiento diciendo que si no cobraban, se arruinarían ellos; y entonces no podrían seguir prestando a la gente del pueblo, lo que sería la ruina para todos (¿cómo iba a comprar un horno nuevo el panadero sin un préstamo?¿cómo…?).

Para que los prestamistas no se arruinaran, el Alcalde, en vez de dar dinero a la gente del pueblo para pagar las deudas, se lo dio a los propios prestamistas. Pero estos, ya cobrada del Ayuntamiento gran parte del dinero que les debían, no perdonaron las deudas a los del pueblo, que siguió igual de endeudado. El Alcalde dilapidó el presupuesto municipal queriendo dar trabajillos provisionales a los vecinos para que pudieran tirar para delante y pagar sus deudas. En consecuencia se quedó sin fondos y el ayuntamiento tuvo que endeudarse también con los prestamistas.El resultado: Los listos del principio, forrados. Los prestamistas, con sus ganancias resueltas… y un montón de gente a la que seguirán cobrando lo que les prestaron más los intereses, incluso adueñándose de los ya devaluados burros con los que nunca llegarán a cubrir toda la deuda.Mucha gente arruinada y sin burro para toda la vida. El Ayuntamiento igualmente arruinado. Para solucionar todo esto y salvar a todo el pueblo, el Ayuntamiento bajó el sueldo de sus funcionarios.  Con esa pamplina, evidentemente, el Alcalde no arregló nada sino que perdió las elecciones siguientes”.

La esperanza está en Grecia, no en Hollande

Conformismo, voto “útil”, bipartidismo.Lo siento, no comprendo que estas ideas conserven su vigencia y menos con la que está callendo en Europa. La prensa progre derrocha argumentos pesimistas sobre lo que ha pasado en las elecciones griegas al tiempo que señala a la Francia de Hollande como la llama de la esperanza para cambiar Europa y salir de la crisis. Sin ir más lejos, en Grecia la población ha demostrado su cansancio ante los dos partidos que siempre repiten mientras que en Francia ha ganado “el otro partido”, gracias a un programa más retórico que realista (gracias al traductor de google, lo puedes leer en español aquí).

Inestabilidad, desconfianza, lentitud. Son conceptos asociados al multipartidismo, es decir, a la idea de que un gobierno esté compuesto por varios partidos políticos aliados. Paradojas de la vida: Alemania, con un parlamento multicolor, es el ejemplo a seguir de muchos que defienden el bipartidismo (alternancia en el poder de dos partidos hegemónicos).

Grecia y España son países que se parecen en muchas cosas. Además de de la cultura mediteránea, ambas democracias comparten la tradicional alternancia del poder de dos partidos: conservadores del Partido Popular (PP) y socialistas del PSOE en España, conservadores de Nueva Democracia (ND) y socialistas del PASOK en Grecia. Esta tormenta económica comenzó mientras los dos países estaban gobernados por socialistas, liderados por Zapatero en España y Papandreu en Grecia. Ambos se quejaron de la mala herencia de sus predecesores: en el caso griego, la caja de pandora se abrió al “descubrir” que las cuentas habían sido falsificadas durante mucho tiempo; en el caso español, la tardía queja del gobierno vino por la burbuja inmobiliaria, culpa de una ley de suelos promovida por el gobierno anterior y que al explotar dobló los efectos de la crisis sobre la economía del país.

Los problemas económicos actuales de Grecia tienen más que ver con la deuda y en España con el déficit. Sin embargo, ambos países han sufrido y sufren las consecuencias de la desconfianza de los inversores y especuladores (tienen nombre y apellidos, pero invierten tanto en publicidad que la prensa de masas utilizan un término más abstracto para no hacerles pupa: mercados financieros). La famosa troika formada por el FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (o lo que es lo mismo, Alemania) recetaron a la enferma economía griega el amargo jarabe de la austeridad como condición para mantener el grifo del crédito abierto. La movilización social contra los recortes tuvo tanta fuerza que el presidente Papandreu propuso un referéndum democrático. La presión fue tan grande que el referéndum acabó en la papelera, Papandreu dimitió y colocaron en el puesto a un alumno obediente: el tecnócrata conservador Papademos.

En España el gobierno socialista empezó afrontando la embestida de la crisis abriendo el grifo de los billetes (Keynes se revuelve en su tumba cada vez que llaman a eso keynesianismo) mediante “planes E” y otros proyectos para cambiar azulejos en plazas varias. El empleo y el consumo se mantuvieron estables durante un tiempo, pero el chiringuito cerró y Zapatero, acojonado tras ver la suerte de su homólogo griego, decidió “hacer los deberes” de la austeridad.

Llegaron las elecciones (anticipadas) a España marcadas por el pesimismo, el miedo, la desconfianza, la indignación y la polarización. La sociedad adquirió consciencia de que algo fallaba, pero el desconocimiento de la mayoría hizo que, una vez más, los dos grandes partidos estuvieran en la pole de los resultados. Arrasó el PP y lo primero que hizo fue pisar el acelerador a unos recortes que ya había comenzado el gobierno anterior. Casos similares son los de Portugal, Irlanda, Italia, Reino Unido…

Tal fue el bombo mediático que tuvieron las elecciones francesas del 6 de mayo que casi nadie se enteró de lo que estaba pasando ese mismo día en las elecciones griegas. En Francia, el socialista François Hollande obtuvo una justa victoria (3,2 puntos de diferencia) frente a Nicolas Sarkozy con un discurso esperanzador lleno de promesas y cambios (ojo, el 6% de los votos fueron nulos, señal de protesta de muchos franceses). Sucedió exactamente lo mismo en todas las elecciones celebradas en Europa desde 2008: cayeron los gobiernos, quemados por la crisis, y fueron relevados por “el otro partido”, como si la continuidad del sistema, basado en la alternancia bipartidista, fuera la única solución a todos los problemas.

Sin embargo en Grecia, el país más castigado en la eurozona por la crisis, los ciudadanos han dado un giro a las elecciones. Esta es la verdadera noticia: los griegos han roto los esquemas. El bipartidismo ha quedado hecho añicos con la entrada de siete jugadores en el parlamento. El partido con más votos ha sido el conservador (18,85%) pero se ve obligado a negociar con otras formaciones para formar gobierno (ha conseguido 58 escaños, el sistema griego le “regala” otros 50 por ser el más votado así que tiene 108 pero necesita 150 para gobernar). Imagina que en España PP y PSOE, favorables a las políticas del recorte, no pudieran formar gobierno ni si quiera aliándose y tuvieran que escuchar a otros partidos contrarios a la austeridad económica.

En resumen, los griegos han abierto los ojos y han roto la continuidad política para obtener una verdadera representación democrática. Les queda mucho camino, pero han dado el primer paso y desde aquí quiero desearles humildemente mucha suerte.

P.D: No olvidemos que el crecimiento es un medio, no un fin. Cito a Einstein: “No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo”.

POSTRE: este es Carcheky, gracias a él tengo este blog-vía de escape

Las dictaduras de la democracia: ¿estás apoyando a un tirano?

Dice así el diccionario de la RAE:

individualismo.

1.      m. Tendencia a pensar y obrar con independencia de los demás, o sin sujetarse a normas generales.

egocentrismo.

(Del lat. ego, yo, y centro).

1. m. Exagerada exaltación de la propia personalidad, hasta considerarla como centro de la atención y actividad generales.

desinformación.

1. f. Acción y efecto de desinformar.

2. f. Falta de información, ignorancia.

hipocresía.

(Del gr. ὑποκρισία).

1. f. Fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan.

 

A pesar de la crisis, el poder de influencia de Europa es determinante en las relaciones políticas y económicas del mundo (de los veinte países con mayor peso económico del planeta, siete son europeos). Los países de Europa comparten más similitudes que diferencias, tanto en su cultura como en su política, historia e intereses generales. Uno de las parecidos que más me llama la atención entre los ciudadanos europeos es la escasa consciencia acerca de cómo su voto influye e influirá en la calidad de vida de quienes viven la represión dictatorial. Otro aspecto que me sorprende es el acuerdo unánime que presentan los gobiernos occidentales sobre qué dictadores son “buenos y amigos” o malvados y peligrosos.

Creo que este fenómeno responde a la suma de los factores que arriba se definen: individualismo personal, egocentrismo nacional, desinformación en los medios e hipocresía en el discurso de los gobiernos. El resultado de la ecuación se traduce en gobiernos “defensores de la democracia” apoyados, financiados y/o cercanos a dictaduras actuales tan conocidas como la de Teodoro Obiang en Guinea Ecuatorial, Mohamed VI en Marruecos, Abdullah en Arabia Saudí, Hu Jintao en China, Zenawi en Etiopía, Castro en Cuba, Al Assad en Siria, Putin en Rusia, Mugabe en Zimbawe, Gnassingbe en Togo, Kagame en Ruanda, Musevini en Uganda, Abdallá en Jordania, Lukashenko en Bielorrusia, Minh Triet en Vietnam, Kabila en Congo, Salman Al Khalifa en Baréin, Modibo Diarra en Mali (desde abril), Zerihoun en Guinea Bissau (desde abril), Ouattara en Costa de Marfil, … (la lista continúa, aunque ahora es un poco más corta que hace un año gracias a la primavera árabe y la transición en Birmania).

Si bien es cierto que países como Francia y Reino Unido mantienen una relación más estrecha y cordial con numerosos regímenes totalitarios que antaño fueron sus colonias, también es cierto que sólo los gobiernos escandinavos cuentan con leyes que prohíben expresamente la actividad comercial con dictadures y violadores de Derechos Humanos (aunque se aplican tarde, como en el caso de Nokia, Ikea, Fugro-Geoteam…) .

Poco se habla en la prensa sobre la relación de los gobernantes demócratas europeos con los señores que engrosan la lista anterior, hecho explica en gran medida la falta de credibilidad de muchos ciudadanos frente a los medios de comunicación. Los intereses económicos y políticos de los grandes grupos de comunicación juegan un papel clave ante la opinión pública para designar y retirar el título de “dictador” y la categoría de amigo o enemigo. El ejemplo más cercano en España es la guerra del grupo PRISA, editor y propietario de El País, contra los gobiernos de Venezuela, Bolivia y Ecuador (este reportaje es de 2006 pero no ha “caducado”). La buena noticia es que, aunque este tipo de noticias salen con cuentagotas en los grandes medios, gracias a internet existen miles de blogs, foros, documentales y revistas digitales que denuncian la situación real de estos países (en la columna de enlaces que aparece a la derecha tienes varias fuentes alternativas).

El último caso sonado fue la algarada  acerca del apoyo millonario de Gadaffi (Libia) a la campaña electoral de Sarkozy que salió a la luz en la prensa el pasado mes de abril, en plena recta final de las presidenciales francesas. El fallecido dictador libio regaló 66 millones de dólares a la campaña de Sarkozy en 2006, noticia que,  paradójicamente, obtuvo eco medático un año después de que Saif al Islam, hijo de Gadaffi, la desvelase. Más curioso aún resulta que el gobierno de Sarkozy fuera uno de los grandes impulsores de la guerra contra la Libia de Gadaffi, pocos meses después del inicio de las revueltas en Túnez y Egipto (dictaduras “amigas” de occidente).

Algunos lectores pueden pensar que la única función de su gobierno consiste en velar por los intereses nacionales y que el dinero destinado a cooperación exterior sufraga la “obligación moral” de ayudar a otros países. Lo cierto es que en en casi todos los casos, las dictaduras son el resultado de un sistema internacional desigual y egoísta que fomenta, facilita y asegura la permanencia de gobiernos autoritarios en países ricos en recursos o de suma importancia geoestratégica. Un buen ejemplo es Guinea Ecuatorial: en 2010 el PIB per cápita de este país africano era de 33.883 dólares anuales, mayor que el de España. No obstante, el 70% de la población vive bajo el umbral de la pobreza (UNICEF) a pesar de que el país flota sobre unas enormes reservas de petróleo. El oro negro no solo enrriquece al clan Obiang sino que asegura su permanencia en el poder gracias a aliados tan fuertes como EEUU, Francia y España (aquí, aquí y aquí estos gobiernos democráticos te invitan a invertir con los Obiang).

A pesar de las evidencias, la mayoría de los ciudadanos europeos sigue confiando en sistemas bipartidistas con partidos que no esconden su amistad con las dictaduras (véanse las elecciones francesas). La situación económica actual está dando lugar a la aparición de algunos parlamentos más plurales que, en lugar de reforzar la cooperación política entre países, están apoderando a partidos de ideología neonazi (véase lo sucedido en Grecia).

La mala praxis de los gobiernos europeos frente a las dictaduras del mundo tiene consecuencias directas sobre la población reprimida (hambre, desigualdad, guerra, …) y sobre los mismos ciudadanos que, engañados o conscientes de su egoísmo, votaron a unos gobiernos que se llenan la boca hablando de democracia y se van de vacaciones con jeques, gobiernos militares y reyes autoritarios (atentados terroristas, extremismo ideológico, odio a occidente e inestabilidad).

Pos data: Existen montañas de libros, artículos y documentales que tratan sobre este tema. Si estás interesado, puedes leer más sobre las reacciones de cada país tras el golpe de Estado en Honduras, el campamento Gdeim Izik en el Sáhara Occidental, la visita del exministro de asuntos exteriores español Moratinos a Guinea Ecuatorial, el apoyo militar de EEUU a Mubarak y otras dictaduras, la relación de Arabia Saudí con europeos y estadounidenses, el paramilitarismo colombiano y la Escuela de las Américas, la historia de Iraq y Afganistán, el Estatuto Avanzado otorgado por la Unión Europea a Marruecos, la ambigüedad del nuevo presidente francés sobre su política exterior frente a las dictaduras africanas, los golpes de Estado frustrados en Venezuela, …

Un caramelo para el postre: el sonido de un clásico en manos de artistas de todo el mundo