Indiferencia y desconfianza en la cuna de la democracia

Después de leer “Salir de la austeridad” de Ignacio Ramonet me he parado a pensar sobre lo mal parado que está quedando el concepto de democracia entre los ciudadanos.

Se trata de un cambio importante que al mismo tiempo es causa y consecuencia en buena medida de la crisis actual. En Europa, cuna de la democracia, cada vez se registran unos niveles de participación electoral más bajos. Por el contrario en América Latina, que arrastra la fama de ser inestable y populista en lo político, la participación en las votaciones va en aumento en casi todos los países.

Que hablen los números (los encuentro bien ordenados aquí y aquí). He creado esta tabla para facilitar la lectura. No está incluida Italia porque, como saben, cambió de gobierno sin elecciones. No hago distinción entre elecciones legislativas, presidenciales, … sino que tomo como referencia los últimos sufragios. Esto es solo para tener una visisón general y por tanto faltan países, notas sobre particularidades legales del voto en cada país, etc:

Últimas elecciones en Europa, en pleno desarrollo de una crisis económica sin precedentes que hace temblar los pilares de la Unión y que ha puesto al borde del abismo a Grecia, Portugal, Irlanda, Italia, España, Reino Unido y Bélgica…

País Participación Fecha
Francia 79,5% 22 de abril 2012
Eslovaquia 59,1% Marzo 2012
España 68,9% Noviembre 2011
Suiza 48,5% Octubre 2011
Polonia 49% Octubre 2011
Portugal 58,9% Junio 2011
Irlanda 70% Febrero 2011
Reino Unido 65,1% Mayo 2010
Grecia 70,9% Octubre 2009

 

América Latina, la región más desigual del planeta, en plena expansión económica gracias al hambre de materias primas de Asia, con su tradicional inestabilidad (últimos golpes de Estado frustrados: Venezuela en 2002, Bolivia en 2008; no frustrados: Honduras en 2009):

País Participación Fecha
El Salvador 95,1% Marzo de 2012
Argentina 79,4% Octubre 2011
Brasil 81,9% Octubre 2010
Colombia 44,48% Junio 2010
Costa Rica 69,1% Febrero 2010
Chile 87,2% Enero 2009
Bolivia 90,14% Enero 2009
Venezuela 67,88% Febrero 2009
Uruguay 89,91% Octubre 2009

 

Las cifras hablan solas. Desde mi punto de vista, en Europa la baja participación, resultado de la comodidad, indiferencia y desconfianza de muchos ciudadanos frente a la política, parece resurgir en algunos países cuando se presentan problemas graves o circustancias que pueden ser decisivas (véanse Grecia, España y Francia). En América Latina la participación alcanza cuotas muy superiores a las que se registran en “la cuna de la democracia”. Más allá del populismo (que no justifico pero entiendo) y de los resultados amañados que muchos señalan, la primera explicación que me viene a la cabeza para explicar este fenómeno es: en América Latina la clase política (no distingo color) ha demostrado durante los 10 últimos años ser más fiel a sus palabras a la hora de actuar.

¿Tú qué opinas? Compártelo!