Malo conocido que bueno por conocer

Lima no se fía, las encuestas dan por favorita a la hija del encarcelado Fujimori frente al que podría ser el Lula del Perú

Las recientes elecciones que el pasado día 10 vivió Perú dieron como vencedor a Ollanta Humala con el 31.7% de los votos, quien al no conseguir el 50% mas uno de los sufragios tendrá que medirse el próximo 5 de junio en una segunda vuelta frente a Keiko Fujimori, segunda favorita con el 23.5% del escrutinio. El hecho de que los dos candidatos populistas, Humala de izquierdas y Keiko de derechas, pasen a la segunda vuelta tiene mucho que decir de la situación en que actualmente se encuentra el pueblo peruano. Pese a una media del 9% de crecimiento en los últimos años, un 30% de la población aún vive por debajo del umbral de la pobreza, lo que provoca un alto índice de desigualdad. La centralización del país y el aumento de la riqueza de unos pocos llevan a la población más desfavorecida de las provincias y los conos de Lima a votar por un candidato que les asegure un reparto más igualitario de ese 9% que actualmente no ven.

Los últimos sondeos realizados dan la victoria con un pequeño margen a Keiko Fujimori. Parece que el Perú vuelve a olvidar muy fácilmente, y es que después de su padre ser condenado por varios delitos de asesinato con alevosía, secuestro agravado y lesiones graves, los peruanos vuelven a confiar en el fujimorismo, encarnado en esta ocasión por su hija. El miedo de la clase media, pequeña pero decisiva en estas elecciones, a que gobierne un populista de izquierdas permite predecir un difícil ascenso al poder para el candidato Humala. Aunque en estas elecciones se ha acercado más a la filosofía del partido de Lula, su pasado militar y sus antiguos coqueteos con Chávez pesan mucho ante los ciudadanos de clase media-alta que quieren seguir creciendo. Perece que Humala no puede ser el nuevo Lula para el Perú, un gobernador concienciado con los problemas de los más pobres, que quiere ayudar a repartir la riqueza del país y acabar con la desigualdad social. Incluso habiendo firmado el acuerdo nacional, en el cual se garantiza que cumplirá unas políticas públicas concretas, habiendo asegurado públicamente que seguirá con las políticas económicas que tan buen resultado han dado al país y sabiendo que aunque gane las elecciones Humala no tendrá la mayoría absoluta para gobernar a su antojo el Perú, aun así, Lima no se fía.

Prefieren malo conocido que bueno por conocer. Los peruanos parecen dispuestos a votar a la hija de Alberto Fujimori a pesar de que durante su mandato la corrupción era galopante y a sabiendas de que probablemente le conceda el indulto. Muchos parecen haber olvidado que los delitos contra los derecho humanos eran habituales y que incluso un autogolpe autoritarista era normal. Hay quienes se confunden y piensan que Keiko no es su padre, que el fujimorismo se ha renovado. No nos engañemos, la candidata de Fuerza 2011 fue primera dama durante el gobierno de Fujimori y en todo momento conoció las atrocidades que su padre estaba cometiendo.

ARIDAI OLMO

El petróleo manda. 30 de Abril de 2011

El mundo está bastante caliente aunque la boda real de Guillermo de Inglaterra y la próxima beatificación de Juan Pablo II, a la que acudirán con inmunidad jurídica dictadores como Robert Mugabe, centran la atención del mundo occidental.

El sonido de las bombas cerca de casa han llevado a Gadafi a pedir negociaciones con la OTAN y a ofrecer una amnistía a los rebeldes de Misrata. Hay dos finales para esta historia:  la OTAN exiliará, arrestará o asesinará a Gadafi o le dejará seguir en el poder aceptando una serie de duras condiciones sobre los recursos petrolíferos de Libia. Un poco de contexto para quien esté interesado: http://dizdira.blogspot.com/2011/03/libia-revuelta-popular-nuevos-datos.html

En Siria continúan las protestas  y Estados Unidos llama la atención a Bachar el Asad pidiendo que cese la represión. Usa un tono moderado,  no conviene enfadar a Irán.  Sin embargo hay quienes no comprenden por qué esas peticiones no se dirigen también a países como Bahréin, donde ya van 25 muertos y hay cuatro manifestantes condenados a muerte, o a Arabia Saudí por ejemplo.

Primeras malas noticias para Israel a raíz de las revueltas árabes: los dos grandes partidos palestinos, Hamás (Gaza) y Al Fatah (Cisjordania), hacen las paces; el nuevo gobierno provisional de Egipto abrirá el paso de Rafáh, en la frontera con Gaza.

Ya van más de 1000 muertos en Sudán del Sur por enfrentamientos entre milicias. Bashir, dictador de Sudán, ha cambiado de planes y ahora dice que no apoyará a Sudán del Sur a pesar de que en el referéndum celebrado venció el “sí” por la independencia. El motivo: la región de Abyei alberga grandes reservas de petróleo.

En España el Ministo de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha admitido que existen presiones contra el poder judicial para que ilegalice Bildu, la formación presutamente cercana a ETA que se presentará a las elecciones en el País Vasco. Esta noticia debería llenar portadas, el poder ejecutivo admite sin tapujos que interfiere en las decisiones del poder judicial. El desinterés de los ciudadanos es la gran enfermedad de la democracia.

Estados Unidos pide a Corea del Norte que se acerque a Seúl para retomar las negociaciones si quieren seguir recibiendo alimentos. Anécdota curiosa: Kim Il Sung, padre del actual dictador Kim Jong Il, murió un día después de recibir a Jimmy Carter. Lo mismo le sucedió a Yasser Arafat.

Quizás pronto veamos en Perú otra saga de los Fujimori. La hija del expresidente, el cual cumple condena de prisión por violación de los Derechos Humanos y corrupción, cuenta con el 50% de la intención de voto de los ciudadanos peruanos. Faltan cinco semanas para las elecciones.

Fuentes: páginas de la sección Enlaces